Escúchenos en línea

Huelga y división de partido opositor destacan en Costa Rica

San José. Por Alejandro Gómez/ Agencia PL. | 27 de Octubre de 2018 a las 14:20

La huelga general por tiempo indefinido contra el plan fiscal, junto al rechazo a un nuevo proyecto legal, y la división de la bancada del Partido Restauración Nacional, destacaron en Costa Rica la semana que concluye este sábado.

El paro de labores cumple hoy 48 días consecutivos, centrado fundamentalmente en el sector educativo, cuyos sindicatos se han negado a llegar a acuerdos con el Ministerio para poner fin a la huelga, junto a otras agrupaciones obreras y sociales, que mantienen su oposición a una reforma fiscal regresiva, mientras favorecen una justa, solidaria y equitativa.

Para los huelguistas, que también respaldan y saben de la necesidad de un plan para resolver el elevado déficit fiscal del país, el actual proyecto legal promovido por el Ejecutivo en la Asamblea Legislativa afectará sensiblemente a la clase trabajadora y a los más pobres, al tiempo que deja intactos los privilegios de los más poderosos y ricos.

A ello se une ahora el intento de varios legisladores, encabezados por Carlos Ricardo Benavides, quienes presentaron una propuesta legal para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos, rechazada de plano por varios sindicatos.

Sus opositores indican que en la práctica, esa iniciativa 'elimina el derecho a huelga en el sector público, establece fuertes limitaciones al derecho a huelga en general y al ejercicio de la libertad sindical'.

De otro lado, este miércoles Costa Rica amaneció con la noticia de que el Partido Restauración Nacional (PRN) quedó sin la mitad de sus 14 diputados, pues siete decidieron declararse independientes, para respaldar al excandidato presidencial Fabricio Alvarado en la creación de una nueva fuerza política.

De esa forma, el nacimiento del Partido Nueva República (PNR) provocó que el PRN pasará de ser la segunda bancada más numerosa en el Congreso tico a la cuarta o, incluso, la quinta, pues ahora los independientes son ocho.

Son superados además por los 17 diputados del Partido Liberación Nacional, los 10 del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC) y los nueve del Partido Unidad Social Cristina (PUSC).

En un hecho que estaba cantado, Fabricio reveló la noche del martes en redes sociales su salida de la fuerza política evangélica que ganó la primera ronda de las elecciones generales, pero cayó estrepitosamente en la segunda y definitiva, el 1 de abril pasado, ante el aspirante por el PAC, Carlos Alvarado.

Acusaciones del presidente -Fabricio lo llama dueño- del PRN, Carlos Avendaño, sobre malos manejos y la existencia de una estructura paralela en la campaña electoral, aún en investigación, así como su 'desaparición' del escenario político desde la derrota en las urnas, llevaron a Fabricio a dejar el partido que casi lo sienta en la silla presidencial.

Pero, su salida no fue solo ni para irse a predicar en las iglesias evangélicas, sino que estuvo acompañada de siete diputados del PRN -espera que otros se sumen- para fundar el PNR, pues lo que si está muy claro y muy vivas son sus aspiraciones presidenciales.

Basta mencionar sus propias palabras: 'a todos los que un día creyeron y se unieron al movimiento de Costa Rica es grande, los invitamos a seguir marchando ahora bajo una luz más fuerte y que espero nos guíe hasta el Gobierno de la República'.

Los analistas políticos locales están divididos sobre sí esta ruptura favorece o no al gobierno en su propósito de aprobar la reforma fiscal en el segundo y definitivo debate, para lo cual necesita ahora 38 votos (mayoría calificada), tres más que los conseguidos en el primer debate, el pasado día 5.

Por lo pronto, los ahora diputados independientes aseguraron que votarán en contra del plan fiscal, tal y como lo hicieron en el primer debate.


Descarga la aplicación

en google play en google play