Escúchenos en línea

Panamá tomada por la Policía por protestas

Ciudad Panamá. Agencia ACAN–EFE. | 18 de Febrero de 2008 a las 00:00
Las principales avenidas y los rascacielos en construcción en la capital panameña amanecieron el lunes bajo una severa vigilancia policial en previsión de nuevas protestas de los trabajadores. Los principales dirigentes del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS), Genaro López y Saúl Méndez, aseguraron a la prensa que mantendrán sus demandas e informarán a la población de su precaria situación a través de volantes que se reparten en todo el país. López advirtió a la Policía, sin embargo, que "no los provoque". A su vez, el ministro panameño de gobierno y Justicia, Daniel Delgado, cuya destitución demandan los obreros, pidió "cordura" a los miembros del SUNTRACS y advirtió en una temprana rueda de prensa que la policía "no permitirá" más bloqueos de avenidas, como ocurrió la semana pasada, con saldo de un muerto, una veintena de heridos y casi mil detenidos. Informó además de que durante los disturbios de la semana pasada se detuvo y expulsó del país a cinco extranjeros, cuatro de ellos colombianos y un nicaragüense, "por afectar la tranquilidad pública". Según el ministro, el nicaragüense, identificado como Miguel Ángel Vargas, ya tenía antecedentes por un delito de falsificación de documentos y contra la fe pública, que datan de 2005. Genaro López, secretario general del SUNTRACS, denunció que Vargas ya ha sido deportado, aunque está casado con una panameña y reside en el país desde hace quince años y que no participó en las protestas, sino que "filmaba" los incidentes cuando fue detenido. Los obreros de la construcción, pilar de la pujante economía panameña, exigen una revisión salarial, más seguridad en sus puestos de trabajo y el respeto a la libre asociación. Cifras sindicales apuntan que entre enero del año pasado y lo que va de 2008 se han registrado 29 muertes en el sector por falta de medidas de seguridad. Otros tres obreros han muerto en enfrentamientos con la policía, el último Airomi Smith, el martes pasado, en la ciudad de Colón, tras participar en una protesta por el alto costo de la vida, donde recibió un tiro por la espalda. Panamá ratificó en julio pasado el Convenio 167 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Seguridad y Salud en la Construcción, con el propósito de reducir la cantidad de accidentes labores que registra este sector.

Descarga la aplicación

en google play en google play