Escúchenos en línea

Partido oficialista guatemalteco se desmorona

Guatemala. Agencia AFP. | 19 de Febrero de 2008 a las 00:00
Las diferencias internas en el partido del presidente de Guatemala, Álvaro Colom, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), están provocando su resquebrajamiento: sólo en febrero se han interpuesto dos acciones legales entre sus miembros. Siete legisladores de la UNE, encabezados por José Inés Castillo, han acudido a la Corte de Constitucionalidad (CC) para presentar un recurso en contra del "reglamento de bancada", por considerar que viola la Constitución. "Queremos que (el reglamento) se declare una falta a la Constitución, porque la ley es clara, y tenemos una representación popular que nos permite presentar iniciativas de ley y nos demanda trabajo", señaló Castillo este martes a radionoticieros locales. Según este grupo de parlamentarios de la mayor fuerza parlamentaria, el artículo 13 de la norma interno del grupo, limita su derecho constitucional de presentar iniciativas de ley, ya que antes de hacerlo en el pleno, tienen que hacerlo ante el comité ejecutivo de la UNE y ante la bancada. El reglamento fue aprobado el pasado 14 de diciembre por Álvaro Colom, según el matutino El Periódico, cuando todavía fungía como secretario general del partido, y fue enviado al jefe de bancada el 18 de enero, cuando ya había asumido la presidencia del país. Esa acción judicial se suma a la realizada por otros tres diputados el pasado 15 de febrero, en la que interpusieron un amparo contra el jefe de bancada, Mario Taracena, ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), por tratar de impedirles que integren la comisión de Comunicaciones del Legislativo. Ese mismo día, alcaldes de la UNE se quejaron porque, según ellos, el Ejecutivo les quitó los recursos para las obras que tenían planificadas. Asimismo, el pasado 30 de enero, el diputado Roberto Kestler hizo pública su disconformidad por la negativa de Colom a otorgar espacios dentro del Ejecutivo a militantes del partido, específicamente refiriéndose a la designación de gobernadores departamentales. El partido de Colom, pese a ser el más votado en las últimas elecciones legislativas, sólo cuenta con 51 escaños de los 158 del Congreso guatemalteco, lo que le obliga a negociar con la oposición para gobernar.

Descarga la aplicación

en google play en google play