Escúchenos en línea

No hay pan en El Salvador

San Salvador. Agencia ACAN–EFE. | 20 de Febrero de 2008 a las 00:00
Al menos un millar de panaderos salvadoreños paralizaron el miércoles su producción y realizaron una marcha para protestar por los altos precios de la harina y otros materiales usados en la producción del pan. Un portavoz del sector, Nelson Calderón, dijo a Acan-Efe que la principal demanda es "obtener un precio preferencial de la harina y la manteca" para la elaboración de sus productos, tal y como lo tienen los productores industriales. "Nosotros somos el sector artesanal y pagamos un alto precio por los insumos, no así el sector industrial, que paga un menor precio. Queremos que se nos rebajen los precios de las harinas y las mantecas y que tengamos precios como lo tiene la gran empresa", expresó Calderón durante la marcha. Explicó que hace un año un panificador artesanal compraba el quintal de harina en 22,50 dólares, mientras que en la actualidad se cotiza a 45,50 dólares. Por su parte, la empresa Molinos de El Salvador (MOLSA), una de las principales distribuidoras de harinas, expresó hoy en un campo pagado que "los altos precios del trigo a nivel internacional, están impactando los costos de producción de la harina y por ende el costo del pan a nivel nacional". Los manifestantes, que portaban cestos vacíos como símbolo de la crisis, marcharon con la típica indumentaria de panificadores, en tanto, otros se desplazaron en bicicletas haciendo sonar sus bocinas. La ministra salvadoreña de Economía, Yolanda de Gavidia, declaró ayer a la prensa que la influencia internacional de los altos precios del trigo y el petróleo "están afectando al sector", pero que espera que sea un tema coyuntural que luego el mercado corrija. Los demandantes dijeron que esperan que las autoridades den una "pronta solución a su situación o estaremos retomando más acciones". Fuentes del sector señalaron que ante la crisis generada por el aumento de la materia prima los pequeños productores prefieren disminuir el tamaño de las porciones, ya que al subirles de precio la población prefiere no comprar. La marcha salió desde la entrada del municipio de Soyapango, este de la capital, y se concentró por unas horas frente a MOLSA, empresa ubicada en la periferia de San Salvador y a la que los panaderos le recriminan dar preferencia de precios a los productores industriales.

Descarga la aplicación

en google play en google play