Escúchenos en línea

Dueños de autobuses negocian su seguridad con pandillas en El Salvador

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 17 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los empresarios de autobuses de El Salvador, agobiados por la violencia de las pandillas, denunciaron el miércoles que se han visto obligados a negociar con sus líderes para que respeten sus vidas y las de sus trabajadores, luego de 50 asesinatos en lo que va del 2006. "Nos estamos viendo obligados a negociar con las pandillas, con líderes, para garantizar que no se use la violencia en contra de nuestra gente. A veces no entendemos por qué se asesina a trabajadores de nuestro sector si nosotros estamos pagando la 'renta' que piden las maras (pandillas), es extraño", señaló Genaro Ramírez, presidente de un gremio de buseros. Ramírez, dirigente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), una de las más grandes del país, mencionó que el sector de transporte colectivo debe pagar mensualmente una cifra "millonaria" por la llamada "renta" a las pandillas para que les permitan trabajar en sus zonas de dominio. Ramírez no precisó la cantidad de dinero que pagan. "El acoso de las pandillas es una situación terrible que hay que ponerle paro, los empresarios se ven empujados a negociar, lo están haciendo porque ya no se puede correr el riesgo con esa gente que no respeta vida alguna", lamentó por su parte un dirigente de la Coordinadora Nacional del Transporte (CNT), Rodrigo Contreras. Los empresarios de transporte han sufrido en las últimas dos semanas la quema de dos autobuses, en tanto que unos cuatro empleados del sector entre cobradores y choferes han sido asesinados, el último de los casos ocurrió el martes cuando un motorista de microbuses fue ultimado a balazos en las afueras del poblado de Santiago Nonualco, 38 km al sur de la capital. "Si es necesario negociar con la alta dirigencia de las pandillas lo vamos a hacer y ya muchos empresarios lo están haciendo para garantizar su seguridad. Si el gobierno no ayuda en esto pues, entonces, negociar con pandillas es el único camino que tenemos", insistió Contreras, quien de paso, exigió a las autoridades "un plan efectivo de seguridad al transporte". Los empresarios de autobuses advirtieron que de seguir las muertes de empleados de transporte a manos de pandilleros, estarán "obligados" a realizar un paro de labores para obligar al gobierno a tomar "en serio" la problemática. El gobierno salvadoreño acusa a las pandillas de ser el eje sobre el cual gira el incesante clima de violencia que deja un promedio de 12 muertos diarios en el país, ello pese a las políticas de seguridad represivas contra los pandilleros y el hampa en general. Las estadísticas de homicidios registraron solo en julio 357 muertes, superando los 320 casos de junio, según cifras policiales.

Descarga la aplicación

en google play en google play