Degradación impacta a casi 30 por ciento de suelos panameños

Ciudad de Panamá. Agencia PL. | 6 de Diciembre de 2018 a las 16:25

Cerca de 28 por ciento de los suelos panameños hoy están degradados y entre las áreas más afectadas sobresalen el llamado Arco Seco, la sabana de la central provincia de Veraguas, Cerro Punta y la comarca Ngabe Buglé.

A juicio de expertos, la mayor fuente de contaminantes se concentra en las actividades industriales (minería, fundición y fabricación), agropecuarias (fertilizantes y plaguicidas), desechos domésticos, ganaderos y urbanos, entre otras.

Sin embargo, 'los suelos actúan como un filtro y amortiguador de contaminantes, evitando su entrada en la cadena alimentaria, los cuerpos de agua y el medio ambiente', afirmó la oficial de Tierras y Aguas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Inés Beernaerts.

Precisó que la contaminación de los suelos se encuentra entre las principales amenazas para la salud humana, al tiempo que provocan efectos tan nocivos como la pérdida de biodiversidad, servicios ambientales, desbalance nutricional, acidificación y pérdida de materia orgánica, entre otros graves estragos.

Ante esta realidad, el Ministerio de Ambiente diseñó un plan para prevenir, reducir y revertir la degradación de los suelos, además de promover el intercambio de iniciativas transformadoras del sector público y privado para restaurar tierras degradadas.

Según la Alianza Regional del Suelo (ARS), el 32 por ciento de las tierras cultivables en Centroamérica están afectadas por la degradación, situación que impacta negativamente en la productividad agrícola.

Por ello, urge promover un enfoque integral en la solución de este fenómeno, cuyos efectos políticos, económicos y sociales ya se sienten en la región.

'Todos los países buscan la seguridad alimentaria, pero eso no es posible si cada día pierdes calidad en los suelos, si no se mantiene la productividad mediante prácticas sostenibles y buen manejo', apuntó recientemente el presidente de la ARS, Olegario Muñiz.

Entre las acciones promovidas por esta organización para contrarrestar el deterioro de los suelos destacan un plan que busca promover la protección, conservación y productividad sostenible; el fomento de la inversión, cooperación técnica, investigación y ejecución de métodos y medidas para el manejo sostenible de este recurso natural.

Desde su fundación en La Habana, Cuba, la Alianza Regional de Centroamérica, México y el Caribe del Suelo es un referente en la implementación de políticas destinadas a fomentar la sensibilización sobre la importancia de la tierra.