Escúchenos en línea

¡Tierra! piden campesinos reclaman en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia ACAN–EFE. | 23 de Febrero de 2008 a las 00:00
Los campesinos reiteraron el sábado su reclamo a una solución a la ancestral conflictividad agraria en Guatemala, luego de la retención y posterior liberación de 29 policías en una lejana comunidad del Caribe, donde la población demanda tierras. Los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) fueron retenidos por más de 1.500 vecinos de la aldea Creek Maya de Livignston, inicialmente para demandar la liberación del líder campesino Ramiro Choc, detenido el pasado 14 de febrero por varios delitos. Según el Ministerio Público (MP), en contra de Choc existen varias denuncias por promover las invasiones de tierras privadas tanto en el Caribe como en el norte del país, y por delitos de usurpación y robo. Choc, de acuerdo con el fiscal de Izabal, José Cabrera, región a la que pertenece Livingston, ha actuado con violencia en contra de los propietarios de las tierras que invade. La captura de este dirigente campesino se hizo con orden judicial luego de una denuncia de Silvia Lemus, cuyos terrenos en el barrio Buena Vista de Livingston intentó invadir Choc. El ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Vinicio Gómez, comentó a periodistas que detrás del conflicto en Livingston "hay intereses ocultos", porque los campesinos cambiaron de un día para otro sus exigencias. Al principio pedían la liberación de Choc, pero luego solicitaron una mesa de diálogo para atender los conflictos de tierra, anotó. La mediación de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) y la intervención del vicepresidente guatemalteco, Rafael Espada, logró la liberación de los policías y la devolución de las armas que los campesinos les habían quitado, sin que Choc fuese liberado. Fuentes de la PDH informaron hoy de que desde anoche se inició un diálogo entre representantes del gobierno y de los campesinos de Livingston con el fin de encontrar una solución a la legalización de tierras. El Comité de Unidad Campesina (CUC) y la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (CONIC) reiteraron hoy, por separado, una solución a la ancestral conflictividad agraria en Guatemala. Según Juan Tiney, del CONIC, en la actualidad existen unos 150 conflictos de tierras en Guatemala que necesitan una pronta solución, aunque aclaró que darán un compás de espera al gobierno del presidente Álvaro Colom, que asumió el poder el pasado 14 de enero. El CUC, por su lado, demandó que la PDH, el MP y los tribunales de justicia que atiendan los conflictos de manera imparcial y que el gobierno asuma la responsabilidad de solucionar la conflictividad agraria.

Descarga la aplicación

en google play en google play