Escúchenos en línea

Elogian actitud de policías que fueron rehenes de campesinos en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia ACAN–EFE. | 23 de Febrero de 2008 a las 00:00
El vicepresidente de Guatemala, Rafael Espada, destacó el sábado la actitud profesional que asumieron 29 policías que estuvieron varias horas como rehenes de una multitud de campesinos en una comunidad del Caribe. Espada explicó en rueda de prensa todos los pormenores sobre la retención de los agentes en el municipio de Livingston, en el departamento de Izabal, por más de 1,500 campesinos que exigen la legalización de tierras. Según el dignatario, inicialmente fueron 34 los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que fueron tomados como rehenes el pasado jueves por los campesinos, pero cuando los trasladaban hacia la aldea Creek Maya, cinco de ellos lograron escapar. Espada aseguró que los agentes asumieron una actitud pasiva y profesional cuando la turba de hombres, acompañados por mujeres y niños, llegó hasta una sub–comisaría y el tribunal de Livingston para reclamar la liberación del dirigente campesino Ramiro Choc. Choc fue detenido el pasado 14 de febrero por usurpación agravada, detención ilegal y robo agravada, delitos que habría cometido en 1999, 2000 y 2007, respectivamente, y ese mismo día fue trasladado a una cárcel de la ciudad oriental de Zacapa. El 20 de febrero, el dirigente fue trasladado hasta una cárcel en la capital, precisó el vicepresidente. Espada destacó que los policías, que estuvieron 33 horas como rehenes, actuaron con calma, evitaron un enfrentamiento con la turba y prefirieron quedarse retenidos por los campesinos. "Al observar que el grupo era numeroso y que los hombres estaban acompañados de mujeres y niños, los policías optaron por no utilizar la fuerza, ni las armas", reiteró el dignatario, al felicitar a los agentes por esa actitud profesional. "En ningún momento los policías actuaron violentamente, fueron muy profesionales y no pusieron en peligro la vida de los niños y mujeres y prefirieron sacrificarse ellos", enfatizó. Espada dijo que, a raíz de este suceso, la sub–comisaría de la PNC en Livingston ha sido cerrada temporalmente, y los agentes están en la ciudad de Izabal, donde son examinados por médicos. El vicepresidente informó de que el gobernante guatemalteco, Álvaro Colom, de visita oficial en México, le dijo que felicitara a los policías por el profesionalismo que asumieron aún a riesgo de su vida. Espada agregó que representantes del gobierno y de los campesinos, que anoche iniciaron un diálogo luego de la liberación de los policías, no han podido terminar las negociaciones, en las que buscan una solución a las demandas de legalización de tierras. El dignatario agregó que el gobierno espera que la población entienda que existen mecanismos legales para buscar solución a los problemas, además de un diálogo nacional convocado por el presidente. En la actualidad en Guatemala existen unos 150 conflictos agrarios, según la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (Conic).

Descarga la aplicación

en google play en google play