Víctimas denuncian ayuda de magistrado panameño a Martinelli

Ciudad de Panamá. Agencia PL. | 12 de Diciembre de 2018 a las 12:36

El expresidente panameño Ricardo Martinelli, actualmente bajo proceso penal, creó una estructura en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que hoy le favorece y el magistrado José Ayú es parte de esta, denunciaron víctimas del caso.

Los demandantes del expediente sobre espionaje telefónico que provocó la extradición del exgobernante desde Estados Unidos, manifestaron aquí en conferencia de prensa que el togado nombrado por Martinelli en 2012 responde a su favor y presiona a terceros para que lo apoyen.

El abogado Rosendo Rivera, querellante autónomo, mencionó que información proveniente del Ã'rgano Judicial indica que 'Ayú Prado continúa ejerciendo presión en un grupo de magistrados nombrados por Martinelli y por este gobierno (Cecilio Cedalise y Ángela Russo) para hacer una alianza para favorecer a Martinelli'.

Otro de los perjudicados, Mitchell Doens, reveló a los periodistas que la posición actual del magistrado la obtuvo mediante favores al exgobernante para destituir a la entonces procuradora Ana Matilde Gómez y torcer situaciones en el Ministerio Público.

Es un 'ente enquistado como una especie de cáncer en la justicia, que es parte del andamiaje criminal de Martinelli y le es útil para defenderse y salir libre de todas las acusaciones en su contra, o de sus allegados o familiares', afirmó.

Ayú renunció en enero pasado a la presidencia de la CSJ tras múltiples acusaciones de corrupción que no prosperaron en la comisión correspondiente de la Asamblea Nacional, encargada de juzgar a los magistrados, y lo sustituyó provisionalmente Hernán De León, quien se mantiene en el cargo sin designación definitiva.

En agosto pasado, Kenia Porcell, procuradora de la Nación, denunció públicamente que De León le habló de forma desesperada de un chantaje del cual era objeto con el fin de que favoreciera a Martinelli, y en palabras entrecortadas reproducidas por Porcell aseveró 'el caso de va a caer'.

Los querellantes tienen múltiples dudas de que la declinación de la competencia de la CSJ al caso del espionaje sea una artimaña para lograr un jurado afín en los tribunales ordinarios, mientras dilatan el proceso para lograr que el reo gane un cargo de diputado, al que aspira actualmente.

El fuero electoral que le correspondería provocaría que el expediente retornara a la Corte, la cual Doens calificó de 'una especie de potrero lleno de garrapatas. Un mercado persa donde se compra y se vende de todo', y dudó de la integridad de varios magistrados de ese órgano, sin mencionar otros nombres.

Martinelli es un hombre de poder -dijo-, pues 'tiene emisoras (de radio), televisora, diarios, un partido político y se está postulando para diputado y/o alcalde con la esperanza de que el Tribunal Electoral le permita correr', a pesar de que el último año lo pasó en la cárcel de Miami, Florida, Estados Unidos, y no en Panamá, como establecen los requisitos.

El objetivo del encuentro de los demandantes con los periodistas fue reclamar transparencia en el proceso en la justicia ordinaria, que en su opinión debe iniciarse con la escogencia pública de los jueces, al tiempo que consideraron un 'balde de agua fría' para la defensa, que la CSJ cumpliera sus deseos de declinar competencia, pero ratificó lo actuado por el Supremo.