Escúchenos en línea

Gasolina superior y diesel aumentan 10 centavos de dólar en Honduras

Tegucigalpa. Agencia ACAN–EFE. | 24 de Febrero de 2008 a las 00:00
Los precios de la gasolina superior y el diesel aumentaron el domingo en 10 centavos de dólar en Honduras, aunque este último seguirá subsidiado para vehículos de trabajo y de transporte público. El nuevo precio de la gasolina superior es de 72 lempiras (3,80 dólares) por galón (3,8 litros) y del diesel es de 61,07 lempiras (3,23 dólares), según la escala divulgada por la estatal Comisión Administradora del Petróleo (CAP). El galón de diesel subsidiado se mantendrá a 59,07 lempiras (3,13 dólares), mientras que la gasolina regular, el gas licuado y el queroseno también seguirán bajo ese régimen por ser de amplio consumo entre la población. El aumento es producto de la eliminación gradual del subsidio a la gasolina superior y al diesel, y de incrementos en el mercado petrolero internacional, reiteró hoy a la prensa la directora de la CAP, Lucy Bu. Las estaciones de servicio habilitarán una bomba para el diesel subsidiado y otra para el de precio normal, bajo supervisión de personal del gobierno. Este nuevo aumento en los combustibles se suma a los incrementos que han sufrido recientemente productos de consumo básico, como el pan, la leche, los huevos, los granos y la carne, y hace temer que continúe generando una espiral inflacionaria. Algunos sectores del transporte público también demandan que el gobierno cumpla un compromiso de revisión de tarifas en 2008, firmado en 2007, cuando les autorizó un aumento en el servicio. La inflación fue del 6,9 por ciento en 2007 y de 0,6 por ciento en enero pasado, según datos oficiales. Otra medida anunciada por el gobierno, prevista para los próximos días, es la restricción en la circulación de vehículos particulares un día a la semana, pero ha encontrado rechazo en diversos sectores. Para el ahorro de energía eléctrica se utilizarán bombillas incandescentes que consumen el 20 por ciento menos que las tradicionales que utiliza la mayoría de los hondureños. Según el ministro de la Presidencia Enrique Flores Lanza, con éstas y otras medidas, aceleradas por las recientes alzas en el mercado internacional, el gobierno prevé reducir en 10 por ciento la factura petrolera este año. En 2007 el gobierno destinó unos 1.000 millones de lempiras (unos 52,6 millones de dólares) en subsidios a los combustibles, lo que algunos sectores critican por considerar que es una forma de privilegiar a muchos que sí pueden pagar su coste real. El Parlamento hondureño tiene pendiente de discusión un acuerdo entre los gobiernos de Honduras y Venezuela para la compra de combustible venezolano mediante un plan de pago del 60 por ciento en 90 días y el 40 restante en un plazo de 25 años a través del programa Petrocaribe. El gobierno de Honduras ha fracasado en otro intento de comprar combustibles a través de una licitación internacional realizada en 2006, que terminó enredada en los tribunales por el proceso para obligar a una empresa petrolera a ceder sus tanques de almacenamiento al Estado. Además, el gobierno cambió en 2007 la fórmula de fijación de precios locales de los carburantes para cumplir con una promesa electoral del presidente Manuel Zelaya (2006-2010) de abaratar esos productos.

Descarga la aplicación

en google play en google play