Escúchenos en línea

Nueve panameños asesinados en Costa Rica desde agosto 2007

San José. Agencia ACAN–EFE. | 25 de Febrero de 2008 a las 00:00
Al menos nueve panameños han sido asesinados en Costa Rica en los últimos siete meses, en lo que las autoridades sospechan se trata de ajusticiamientos por problemas con el narcotráfico. La última de estas víctimas ha sido identificado con los apellidos Víquez Pinzón, de 35 años, quien fue asesinado de varios tiros a la cabeza y tórax, la tarde del pasado viernes en su casa, ubicada en la zona norte de San José, confirmaron hoy fuentes judiciales. Según versiones de testigos, dos hombres ingresaron a la casa del panameño por el patio y luego se escucharon los disparos, en una acción característica de sicarios, y luego se marcharon en un automóvil. Las autoridades costarricenses sospechan que por la forma en que ocurrieron los hechos, este asesinato se trata de un "ajusticiamiento", que generalmente está relacionado con problemas de narcotráfico. Este crimen es similar al ocurrido el 31 de enero pasado, cuando aparecieron los cadáveres de cinco panameños con disparos en la cabeza, tirados en un terreno utilizado para botar basura en la zona sur de Costa Rica, cerca de la frontera con Panamá. Los fallecidos ese día fueron identificados como Agner Moreno, quien era hermano de un subteniente de la Policía Nacional de Panamá, Eliecer Estribí, Ángel Pinzón, Víctor Navarro y Gustavo Alberto Otero. Este caso está siendo investigado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica y autoridades panameñas, pero aún no han detenido a ningún sospechoso. Sin embargo, decomisaron un vehículo que estaba abandonado en un hotel cercano a la frontera, y que podría estar involucrado con los crímenes, mientras la Policía de Panamá hizo lo mismo con un automóvil que encontró en el lado panameño. Los cinco cadáveres estaban amarrados de manos y con disparos en la cabeza, en un terreno utilizado para tirar basura en la localidad de Ciudad Neilly, provincia de Puntarenas, a unos 300 kilómetros al sureste de San José y a unos 30 al norte de la frontera con Panamá. Las autoridades judiciales aseguran que se trató de un caso de "ajuste de cuentas o sicariato", posiblemente por drogas, que en los últimos meses se han hecho frecuentes en la zona sur del país. Según el OIJ, la zona sur se ha convertido en un lugar peligroso debido a que existen muchos puntos "ciegos" en la frontera con Panamá por donde ingresan personas ilegalmente, armas, drogas y contrabando. En los poblados cercanos a la frontera los asesinatos de panameños se están convirtiendo en un grave problema desde agosto pasado cuando Rubén Darío Corcho Noval, de 27 años, fue asesinado mientras manejaba un vehículo que había alquilado. Posteriormente, el 21 de diciembre pasado Luis Alberto Torres Cubilla y Miguel Jiménez murieron luego de recibir varios balazos de parte de un grupo de hombres que les secuestraron junto a tres personas más que lograron escapar con varias heridas. Las autoridades sospechan que todos estos casos están relacionados con el narcotráfico o con deudas entre panameños.

Descarga la aplicación

en google play en google play