Autoridades salvadoreñas optimistas por avances en seguridad

San Salvador. Agencia PL. | 11 de Enero de 2019 a las 14:44

La reducción del hacinamiento en las cárceles y en los homicidios destacan este viernes entre los logros de las políticas de seguridad implementadas por el gobierno de El Salvador en 2018.

El gabinete de Seguridad pasó revista a los resultados del pasado año y trazó su estrategia para 2019 en reunión con el vicepresidente Oscar Ortiz, quien supervisa lo relacionado con un área sensible para la nación.

El Pulgarcito de América aún carga con el sambenito de la violencia, pero los indicadores son más alentadores que años atrás, gracias a una estrategia que combina prevención y golpes puntuales a las estructuras criminales.

Al respecto, Ortiz consideró al 2018 como el año de mejor desempeño y resultados en seguridad ciudadana, fruto del Plan El Salvador Seguro y de programas de reinserción social, como 'Yo Cambio'.

Destacó la transformación del sistema penitenciario, una mayor presencia territorial de las autoridades, y un fortalecimiento del trabajo entre instituciones que propició un más efectivo combate a la delincuencia.

La incorporación de las medidas extraordinarias de seguridad a la Ley Penitenciara fortaleció el control interno en las prisiones y frenó las comunicaciones entre cabecillas presos y sus pandillas en la calle.

Además, la Policía Nacional Civil recibió un mejor equipamiento y mayor capacitación y estímulos, lo que permitió reducir los índices de robo y homicidios, aunque persiste el problema de la extorsión.

Así, subieron a 46 los municipios libres de homicidios, y en los golpes a las 'maras' (pandillas) fueron desarticuladas 46 bandas, capturados 94 cabecillas e incautados más de dos millones de dólares.

A su vez, el patrullaje en el corredor marino del Pacífico propició la intercepción y decomiso de 39 toneladas de droga en un lustro, cifra superior a la incautada durante los cuatro gobiernos previos.

En 2018 también fueron abiertas 31 oficinas de atención ciudadana y de protección para la mujer, y fue ampliado el sistema de bonos a los agentes y de atención a los familiares de los caídos en la lucha contra el crimen.

'Aunque aún hay muchas cosas por hacer nos sentimos optimistas, los resultados están a la vista', resumió Ortiz, quien destacó la heroicidad de quienes luchan por la seguridad y tranquilidad ciudadana en El Salvador.