Escúchenos en línea

El Papa pide a salvadoreños defender familia por la paz

El Vaticano. Agencia AFP. | 28 de Febrero de 2008 a las 00:00
El papa Benedicto XI instó a la iglesia salvadoreña a defender la familia "como factor básico para construir la paz" al recibir este miércoles en el Vaticano a los obispos de ese país centroamericano que vivió una sangrienta guerra civil entre 1980 y 1992. El pedido del pontífice fue formulado durante la tradicional visita "ad Limina" que realizan los obispos de El Salvador cada cinco o siete años al Vaticano. "La familia es un bien indispensable para la Iglesia y la sociedad, así como un factor básico para construir la paz", advirtió el Papa tras examinar los problemas que debe enfrentar la iglesia de ese país, que este año conmemora el 16º aniversario de la firma de los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra civil. "Habéis dedicado una carta pastoral en 2005 al problema de la violencia, considerado como el más grave de vuestra Nación", afirmó el Papa. "Al analizar las causas, reconocéis que el incremento de la violencia es consecuencia inmediata de otras lacras sociales más profundas, como la pobreza, la falta de educación y la disgregación de la familia", agregó. "La familia es un bien indispensable para la Iglesia y la sociedad", señaló el Papa a la vez que menciona "las consecuencias negativas para la estabilidad del matrimonio y de la familia" que provoca la emigración por motivos de pobreza. En su discurso, el jefe de la iglesia católica invitó a los responsables de la iglesia salvadoreña a trabajar para "revitalizar y fortalecer" los valores del matrimonio y de la familia entre la sociedad, "como la ternura y el respeto mutuo, el dominio de sí, la entrega total y la fidelidad constante", dijo. "Frente a la pobreza de tantas personas, se siente como una necesidad ineludible la de mejorar las estructuras y condiciones económicas que permitan a todos llevar una vida digna. Pero no se ha de olvidar que el hombre no es un simple producto de las condiciones materiales y sociales que vive. Necesita más (...) Hay en él una inmensa sed de Dios", afirmó. El Papa citó también a monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 por escuadrones de la muerte mientras oficiaba la misa, al que calificó de "pastor lleno de amor por Dios". El Vaticano examina desde hace 12 años la causa para la beatificación del monseñor Romero, considerado símbolo de la justicia social en esa región del mundo. El pasado 18 de febrero, el cardenal portugués José Saraiva Martins, prefecto de la congregación para la Causa de los Santos, negó que el Vaticano quiera obstaculizar la causa de monseñor Romero, como sostienen algunos sectores.

Descarga la aplicación

en google play en google play