Proyecta entrega de primera fase de viviendas a guatemaltecos damnificados por erupción

Escuintla, Guatemala. AGN | 11 de Febrero de 2019 a las 15:31

El Gobierno de Guatemala, de acuerdo a la proyección de construcción de la primera fase de viviendas La Dignidad, acelera los trabajos a fin de entregar en abril 168 casas a igual número de familias damnificadas por la erupción del volcán de Fuego, el 3 de junio de 2018.

José Alvizures, de la constructora V&T, S.A., encargada de la construcción, informó que para el miércoles entregarán las primeras cuatro casas al Ministerio de Comunicaciones, Insfraestructura y Vivienda (CIV). Sin embargo, “las 168 de la primera fase se concluirán en abril, para que el Gobierno las entregue a la población”.

El proyecto se entregará en cinco fases: la primera con 168 casas, la segunda con 176, la tercera con 192, la cuarta 168 y la quinta 296. Este último grupo se proyecta entregarlo en marzo de 2020.

Alvizures detalló a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) que las casas cuentan con una dimensión de 49 metros cuadrados; con dos dormitorios, sala, comedor y cocina “con acabados de primera calidad”, dijo.

Cuenta con piso cerámico, ventanas de PVC y malla para evitar entrada de vectores; las puertas de interiores son de melamina y las exteriores de metal.

Las viviendas se encuentran reforzadas para que soporten un segundo nivel. También contarán con energía eléctrica, agua y drenaje para aguas pluviales, sanitario y opción de cable satelital, si desean adquirir.

Al menos 1.000 viviendas son construidas en 38 manzanas de terreno, ubicadas en finca La Industria, zona 4 del municipio de Escuintla. La construcción asciende a un monto de 172,7 millones de quetzales, con un costo aproximado de 116.185 quetzales por cada casa.

Las comunidades afectadas por la erupción y que serán beneficiadas son:  Las Barrancas, Las Lajas, Seca, Taniluyá y Cenizas, junto a la comunidad San Miguel Los Lotes y finca La Reunión.

Estas casas son construidas a través del Fondo Social de Solidaridad (FSS), del CIV.

Esta solución habitacional es un esfuerzo que emprendió el gobierno del presidente Jimmy Morales para apoyar a las familias que perdieron su vivienda.

Esperanza

Jaime Pérez, de 36 años, sobreviviente de la tragedia, contó que espera con ansias la entrega de su vivienda, la cual compartirá con sus cuatro hijos y su esposa, quien vive sin ayuda mientras termina por completo su recuperación.

“Gracias al Presidente porque nos dará ese lugar, no le podemos echar la culpa a nadie porque fue la naturaleza”, señaló el entrevistado.

Pérez fue trasladado al Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados de México (Ceniaq), del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), altamente especializado en quemaduras, medicina crítica, terapia intensiva y cirugía plástica, para su recuperación.

Hoy espera en su Albergue de Transición Unipersonal (ATU), número 39, a que concluya la construcción de las viviendas y, también, a que termine su recuperación.