Escúchenos en línea

Cuatro viviendas son consumidas por el fuego en Costa Rica

San José. Agencias | 14 de Marzo de 2019 a las 12:18
Cuatro viviendas son consumidas por el fuego en Costa Rica

Cuatro viviendas han sido consumidas por un voraz incendio que han alcanzado la temperatura  de 1.000 grados Celcius. La causa principal de este siniestro fue un corto circuito, este hecho se registró  en el barrio Cañada Sur, San Sebastián, Costa Rica.

Según información el viento soplaba fuerte y el sol calentaba las latas de zinc, lo que en apariencia habría dado inicio al fuego, generando la emergencia en el área que está sobre una loma, haciendo prácticamente imposible a los vecinos sacar sus bienes, mientras una treintena de bomberos se empleaban a fondo en sofocar las llamas.

Las estructuras, a pesar de ser de madera vieja, tenían puertas de metal, así dificultando la salida de los habitantes, quienes en su mayoría tienen toda la vida de vivir en la zona, sin embargo, afortunadamente lograron evacuar a tiempo mientras las llamas consumían todo y lo reducían a cenizas.

Héctor Chávez, director de Bomberos, manifestó que para cubrir la emergencia se utilizaron unidades extintoras de tres estaciones.

“Llegaron de Barrio Luján, Central y Barrio México y los compañeros ayudaron a realizar tendidos de mangueras entre las alamedas y lotes baldíos debido al difícil acceso que hay para llegar a las casas, donde afortunadamente no había niños.

Rodeamos el fuego y evitamos la propagación, ya que hay varias casas que colindan con las que se quemaron, para un total de 300 metros cuadrados y atendimos tres personas con hipertensión y crisis nerviosa”, explicó.

Chávez agregó que cada unidad extintora tiene capacidad para mil galones, pero no hubo faltante de agua, a pesar que el hidrante más cercano estaba a 100 metros de donde se dio la emergencia.

Ligia María Picado y una hija que sufre parálisis cerebral pudieron ponerse a salvo pese a que el humo las amenazaba.

“Tengo 67 años y llegué al barrio cuando tenía 3 años. Estaba barriendo afuera y vi salir humo por lo que me metí y le dije a mi hijo, pensé que era una quemada de charral. Cuando volví a salir estaba todo en fuego, por dicha pude sacar a mi hija”, recalcó.

Manuel Soto, un anciano de 70 años de edad y quien usa muletas, aseguró que nunca había vivido algo similar.

“No pude salvar nada, ha sido un mes fatal, ya que hace días me lesioné el pie y ahora pierdo mi casa donde vivo solo desde hace 16 años. Un vecino llegó hasta el kiosco donde trabajo y me dijo que todo se estaba quemando, me vine y efectivamente el fuego redujo mis cositas a cenizas”, manifestó.

En lo que va del año, se han presentado 345 incendios, lo que representa el 15% más que el año pasado, situación que preocupa al Cuerpo de Bomberos.


Descarga la aplicación

en google play en google play