Escúchenos en línea

Educadores panameños preparan huelga indefinida en espera de una respuesta del Gobierno

Agencia EFE. Desde Panamá. | 18 de Agosto de 2006 a las 00:00
El Frente Acción Magisterial (FAM) de Panamá anunció que todo está listo para iniciar a partir de este viernes una huelga nacional indefinida, en caso de que el Gobierno se niegue a reabrir el diálogo por mejoras salariales para los educadores. El líder magisterial Andrés Rodríguez, tras una marcha convocada por el FAM que fue apoyada por miles de educadores, dijo al "Canal RCM" de la televisión panameña que al término de la caminata un grupo de los docentes le entregó una carta a una comisión del Órgano Ejecutivo, pidiéndole la reapertura de las negociaciones salariales. La comisión gubernamental, integrada, entre otros, por el viceministro de la Presidencia, Dilio Arcia y la viceministra de Educación, Sonia de Smith, decidió que mañana darán una respuesta a la solicitud formulada por el FAM, según Rodríguez. Añadió que los representantes del Gobierno les dijeron que fue el Organo Ejecutivo el que decidió cerrar las conversaciones sobre las demandas salariales del Frente, "y que será el Ejecutivo el que tome la decisión contraria" de reabrirlas. Rodríguez, dirigente de la Asociación de Profesores de la República de Panamá, una de las cinco organizaciones que integran el FAM, señaló que se ha determinado que la huelga nacional indefinida comenzará mañana, pero que han dado unas horas al Gobierno a la espera de su respuesta. El dirigente pidió al Gobierno "que atienda el clamor de los más de 15.000 docentes que estuvieron hoy en las calles (en la marcha de la capital)", que piden una reapertura de negociaciones por una mejora salarial. Otras fuentes calcularon que en la marcha participaron unas 5.000 personas. El 4 de agosto pasado, el Ministerio de Educación y la Coordinadora de Unidad Magisterial firmaron un acuerdo que establece el ajuste salarial de 90 dólares mensuales, que se hará efectivo entre 2007 y 2009. El acuerdo fue rechazado por el FAM, que exige un ajuste de 190 dólares. Por su parte, el presidente panameño, Martín Torrijos, solicitó hoy a los educadores que depongan sus intereses de recibir un ajuste salarial mayor al propuesto por el gobierno, según una nota de prensa de la Presidencia de la República. Torrijos también los exhortó a que "tomen en cuenta el sacrificio que realizan a diario los padres de familia para que sus hijos tengan una buena educación". El gobernante explicó que la propuesta de ajuste de 90 dólares mensuales representa 45 millones de dólares anuales, fondos con los cuales podrían ser beneficiadas 78.000 familias que viven en pobreza extrema, por lo que apeló al sentido de solidaridad del gremio docente. Torrijos pidió a los dirigentes de los docentes que no entreguen los gremios a personas que tienen una agenda política oculta, de acuerdo con la información. Además de los maestros, el Gobierno enfrenta una huelga nacional de 48 horas, que inició hoy, de los empleados administrativos de la Caja de Seguro Social, quienes también exigen aumento salarial.

Descarga la aplicación

en google play en google play