Escúchenos en línea

Caen dos cabecillas narcos en Panamá

Ciudad Panamá. Agencia Prensa Latina | 11 de Abril de 2019 a las 13:37

La Policía de Panamá descabezó al crimen organizado en la caribeña ciudad de Colón, con la captura de dos capos del narcotráfico, que generaron violencia en esa urbe, la cual actualmente se mantiene expectante.

Juan Blandford, conocido en el hampa como Patrón Juancito y Eduardo Macea, quien se hace llamar Marshall, fueron capturados con un mes de diferencia tras un seguimiento del aparato de inteligencia, que logró determinar la estructura mafiosa y modus operandi de los criminales, dijeron autoridades a la prensa.

A Blandford lo apresaron en la madrugada de ayer en la exclusiva barriada capitalina de Clayton, en un operativo de fuerzas élites que lo sorprendieron mientras dormía en uno de sus escondites, y cuya movilidad hacía difícil su ubicación, señaló Jacinto Gómez, director encargado de la Policía Nacional.

'Este sujeto venía desde hace muchos años tratando de evadir a las autoridades, pero la Policía quiere agradecer a la ciudadanía por los datos y la información que nos da', afirmó Gómez, sin ofrecer detalles de si fue estimulada la denuncia por la recompensa de 25 mil dólares ofrecida para la captura del delincuente.

En el momento de su aprehensión, le ocuparon una identidad falsa emitida por el Tribunal Electoral panameño a nombre de Ricardo Powell Mathews, a quien es considerado el 'cerebro' del trasiego de drogas y contaminación de contenedores en los puertos de Colón, para su traslado a Europa.

La Unidad de Investigaciones Sensitivas desenmascaró la estructura de este grupo criminal, ubicó a los cabecillas y conoció de sus operaciones en las costas del atlántico donde recibían y distribuían los cargamentos de estupefacientes procedentes de Colombia y las enviaban en contenedores a varias ciudades europeas.

Por su parte, a Macea lo consideran vinculado al mismo clan y su apresamiento a mediados de marzo provocó un intenso tiroteo a pleno día en la Calzada de Amador, un pedraplén ubicado a la entrada del canal interoceánico, en una de cuyas islas tenía un lujoso apartamento donde finalmente lo atraparon con su lugarteniente Jairo Garibaldo.

Cuando se les detuvo tenían en su poder fusiles de guerra AK-47, Galil y AR-15, además de tres pistolas automáticas, informó la Policía, que reportó la supuesta desaparición de evidencias lanzadas al mar, antes de apresar a los criminales.

Macea era seguido desde hace tiempo por presunta vinculación con la ola de asesinatos (unos 30) que se cometieron desde agosto pasado en Colón, algunos de ellos en la autopista Panamá (capital)-Colón, dijo una alta fuente oficial citada por el diario Crítica.


Descarga la aplicación

en google play en google play