Escúchenos en línea

Obispo guatemalteco seguirá denunciando injusticia social

Ciudad Guatemala. Agencia ACAN–EFE. | 22 de Marzo de 2008 a las 00:00
La Iglesia Católica de Guatemala seguirá denunciando la injusticia social en su país porque su misión es luchar por los que más sufren, aseguró el obispo Álvaro Ramazzini. Ramazzini, obispo de la Diócesis de San Marcos (oeste), dijo en un mensaje con ocasión de la celebración de la Semana Santa, que en Guatemala muchas familias sufren a causa de la globalización y la subida del precio del petróleo. Sin embargo, anotó que "la peor pobreza" que afecta a los guatemaltecos es "la violencia que nos tiene de rodillas". A diario en Guatemala se registra una media de 14 asesinatos, mientras que más del 50 por ciento de los 13 millones de habitantes vive en la pobreza y extrema pobreza. "La violencia y la muerte no tienen la última palabra porque el amor es más fuerte que el odio", subrayó el obispo, al reiterar que la Iglesia Católica reafirma su opción de luchar por los pobres y por los que más sufren. Ramazzini señaló que también sigue "con dolor y preocupación" el drama de los inmigrantes en Estados Unidos y las deportaciones, porque muchas familias ya no recibirán remesas. En lo que va de 2008 han sido deportados de Estados Unidos más de 4.300 indocumentados guatemaltecos. En 2007 fueron deportados un total de 23.062, que superó la cifra de 18.305 de 2006. En Estados Unidos viven 1,2 millones de guatemaltecos, el 60 por ciento de ellos en condición de indocumentados, que el año pasado enviaron unos 4.128,40 millones de dólares en remesas familiares. Ramazzini se ha distinguido por defender los derechos de los inmigrantes y el de los campesinos sin tierra en Guatemala, además de ser un acérrimo opositor a los tratados de libre comercio por considerar que provocan más pobreza y hambre.

Descarga la aplicación

en google play en google play