Escúchenos en línea

CIDH desecha demanda de ex contralor de Costa Rica

San José. LaVoz.com. | 24 de Marzo de 2008 a las 00:00
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) declaró inadmisible una denuncia contra Costa Rica por el despido, en 2004, del contralor de la República, Alex Solís, hermano del ex candidato presidencial Ottón Solís. La Cancillería costarricense informó hoy en un comunicado de que la decisión de la CIDH "ratificó la sólida trayectoria y vigencia en Costa Rica de los derechos fundamentales". "La Comisión avaló la posición del Estado de Costa Rica, que sostuvo que el peticionario no agotó los recursos de jurisdicción interna y que los hechos alegados no constituyen violaciones a ocho artículos de la Convención Americana de Derechos Humanos", indicó la Cancillería. La CIDH declaró inadmisible la denuncia el pasado 4 de marzo durante su 131 período ordinario de sesiones y notificó a Ministerio de Relaciones Exteriores el pasado martes, agrega el boletín oficial. En la demanda elevada ante la Comisión el 18 de octubre de 2005, Alex Solís Fallas pretendía se condenara al Estado de Costa Rica por la supuesta violación de derechos al haber sido destituido, el 13 de diciembre de 2004, del cargo de Contralor General de la República por la Asamblea Legislativa. Solís alegó en la denuncia que fue despedido "en el marco de un juicio político, con violación de su derecho al debido proceso y posibilidad de recurrir el fallo ante un tribunal superior". Según la Cancillería, Solís planteó su reinstalación en el cargo o el pago de los salarios y derechos laborales no devengados que ascenderían a unos 225 millones de colones (450.000 dólares aproximadamente). "El rechazo al reclamo de Solís significa que se avala la tesis expuesta por el Estado costarricense en cuanto al cumplimiento del debido proceso y las garantías judiciales, así como los mecanismos y procedimientos para acceder a ellos", agregó la fuente oficial. Alex Solís fue destituido como Contralor General de la República después de que se le vinculara con la supuesta falsificación de firmas en su trabajo como notario antes de que fuera nombrado en el cargo. La Asamblea Legislativa relacionó en ese momento al ex contralor, que estuvo sólo seis meses en el puesto, con la falsificación de firmas de familiares suyos y de prestar dinero que en algunos casos se utilizó para que algunas personas viajaran de manera ilegal a Estados Unidos. Sin embargo, el Juzgado Penal de San José dictó el 31 de enero de 2007 un sobreseimiento definitivo a favor de Solís, hermano del ex candidato presidencial y líder opositor Otón Solís, pues ni siquiera encontró indicios para elevar el caso a juicio.

Descarga la aplicación

en google play en google play