Escúchenos en línea

Presentan plan para combatir desnutrición infantil en Panamá

Ciudad Panamá. Agencia EFE. | 25 de Marzo de 2008 a las 00:00
El Gobierno panameño presentó este martes los planes nacionales para Combatir la Desnutrición Infantil y la Prevención y Control de la Deficiencia de Micronutrientes (2008-2015), apoyados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otras agencias de las Naciones Unidas. La presentación se llevó a cabo en la Casa Amarilla de la Presidencia de la República, con la presencia de la ministra panameña de Salud, Rosario Turner, y la representante del PMA en este país, Górdana Jerger. "Como país, Panamá en las áreas urbanas tiene un nivel de 4 por ciento de desnutrición en niños, no así en los sectores indígenas en donde la desnutrición crónica demuestra que de cada 100 niños 57 están de bajo peso, lo que implica que hay que reforzar todas las estrategias", indicó Turner. El primer plan busca acelerar la tendencia de reducción de la desnutrición crónica en Panamá, impulsados por la "Iniciativa Regional Hacia la Erradicación de la Desnutrición Infantil en América Latina y el Caribe". Dicha iniciativa es promovida por el PMA junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Sistema de Naciones Unidas, y desde 2005 recibe el respaldo político al más alto nivel en distintos foros y cumbres regionales. Según el estudio CEPAL-PMA: "El Costo del Hambre: Impacto Social y Económico de la Desnutrición Infantil en Centroamérica y República Dominicana", de octubre de 2007, la desnutrición infantil costó a Panamá en 2004 la suma de 322 millones de dólares o el 2,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para ese año. De acuerdo con el documento, "la mayor parte de estos costos se producen por la pérdida de productividad que ha generado la desnutrición a la que han estado expuestos durante su infancia quienes hoy forman parte de la población en edad de trabajar (15-64 años)". En cuanto al plan para la Prevención y Control de la Deficiencia de Micronutrientes, está enfocado en niños menores de tres años de edad, mujeres embarazadas y lactantes que viven principalmente en zonas rurales e indígenas. El mismo se propone prevenir y controlar las carencias de hierro, vitamina A, yodo y cinc con el fin de eliminar para el 2015 estas deficiencias (conocida también como "hambre oculta"). El plan es liderado por el ministerio de Salud y la Comisión Nacional de Micronutrientes, y cuenta con el apoyo técnico del PMA, del Instituto de Nutrición para Centroamérica y Panamá (INCAP) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Turner manifestó que las acciones se realizan como parte de un compromiso que se tiene con los desprotegidos, sobre todo en las áreas rurales e indígenas, porque el problema de la desnutrición hay que abordarlo desde un punto integral. Sostuvo que en los próximos días el ministerio de Salud aprobará un crédito extraordinario para reestructurar la red de atención de salud en el área indígena, para dar mejor condición de vida a los más desprotegidos de la población. Por su parte, la representante de PMA, Górdana Jerger, mostró su complacencia por la iniciativa panameña, ya que "el cerebro humano se forma en un 80 por ciento en los primeros 18 meses de vida". "Sin una nutrición adecuada en esta etapa crítica, un niño tendrá problemas de aprendizaje, motores, psicológicos y cognitivos con consecuencias que arrastrará toda su vida adulta". En cuanto al plan para la prevención y control de la deficiencia de micronutrientes, aseguró que hay pruebas en Panamá de que el "hambre oculta" puede controlarse. "La deficiencia de yodo ha sido controlada gracias a que la sal yodada es consumida por más del 95 por ciento de los hogares panameños", indicó. El "hambre oculta" afecta principalmente a los grupos vulnerables por su condición biológica (niños y niñas menores de 3 años), étnica (indígenas) y geográfica (áreas rurales).

Descarga la aplicación

en google play en google play