Escúchenos en línea

Aplican ley contra el ruido a dueño de motel en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia ACAN–EFE. | 29 de Marzo de 2008 a las 00:00
El propietario de un motel guatemalteco fue condenado a sesenta días de prisión conmutable, por cargos de "faltas contra el orden público", debido al estridente ruido que provocan las persianas eléctricas de las habitaciones de su negocio. El local diario "El Periódico", en su edición del sábado, señala que el juez segundo de paz de la ciudad de Huehuetenango, al noroeste del país, impuso la pena a Andrés Marcos León, propietario del motel "Secreto de Amor". El juicio, el primero por atentados contra el medio ambiente que concluye con un fallo condenatorio, fue promovido por el ministerio guatemalteco de Ambiente, que recibió múltiples denuncias de los vecinos por los ruidos provocados por las persianas del motel. El juez determinó que cada vez que sube y baja una de las persianas eléctricas de "Secreto de Amor", lo cual ocurre decenas de veces al día, causa ruidos estridente de hasta 90 decibeles, que provocan contaminación en el ambiente y puede llegar a dañar la salud auditiva de los vecinos. Según la Organización Mundial de la Salud, la intensidad de decibeles tolerables por las personas es de entre 60 y 70. Debido a que la legislación guatemalteca no contempla como delitos los actos cometidos contra el medio ambiente, sino como faltas, el juez se limitó a imponer la pena máxima contemplada por este tipo de acciones. León, para evitar la cárcel, pagó unos 234 dólares, pero por decisión del juzgado quedó obligado a realizar un estudio de impacto ambiental, para reducir los ruidos que provocan las persianas del "Secreto de Amor". Ana Tello, directora de cumplimiento legal del Ministerio de Ambiente, dijo que la Fiscalía conoce de otras 23 denuncias de casos faltas contra el medioambiente.

Descarga la aplicación

en google play en google play