Escúchenos en línea

Renuncia silenció a ministro tico sobre vínculos con narcotráfico

San José. Agencia AFP. | 31 de Marzo de 2008 a las 00:00
El ministro de Seguridad Pública de Costa Rica, Fernando Berrocal, renunció la noche del domingo desatando una polémica en momentos en que debía comparecer ante el Congreso para aclarar supuestos vínculos del narcotráfico y las FARC con políticos costarricenses. Berrocal anunció que no comparecería este lunes ante el Congreso para dar información de primera mano sobre los presuntos vínculos de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con ex funcionarios y políticos de Costa Rica. "A partir de las 12 de la noche (del domingo) ya no soy ministro. Llegamos al acuerdo de que lo mejor era que yo no compareciera (ante el Congreso). Mi intención era seguir en el cargo y presentarme, pero entiendo que hay razones de Estado", dijo Berrocal a la prensa tras reunirse con el presidente Oscar Arias para discutir su salida del cargo. Berrocal insinúo dos semanas atrás presuntas relaciones entre políticos locales y las FARC, luego de que las autoridades descubriesen un lote de 480.000 dólares pertenecientes a la organización guerrillera en una residencia de dos ex catedráticos universitarios. "Renunciaron a Berrocal", "Oposición dice que fue para encubrir tema de las FARC", tituló en su primera plana el diario Extra, mientras que La Nación indicó que "Berrocal deja vacante su puesto en Seguridad". "Esta renuncia deja muchas dudas, sobre todo porque Berrocal ya no acudirá a la Asamblea Legislativa a aclarar lo que dijo", afirmó la jefa de la fracción parlamentaria del principal partido de oposición, Acción Ciudadana (PAC), Elizabeth Fonseca. Por su parte la diputada de la Unidad Social Cristiana (PUSC), fuerza política aliada al gobierno de Arias, Elena Chacón, celebró la salida de Berrocal, pero no así el presidente del PUSC y ex ministro de Seguridad, Luis Fishman, quien pidió "explicaciones claras". Berrocal insinuó que altos funcionarios de los gobiernos de Miguel Ángel Rodríguez (1998-02) y Abel Pacheco (2002-06) podrían estar envueltos en relaciones con las FARC y el narcotráfico, así como con la tramitación ilegal de miles de visas a chinos y el otorgamiento de refugio político a miles de colombianos.

Descarga la aplicación

en google play en google play