Escúchenos en línea

Dicen que FARC buscó instalar oficina en Costa Rica.

San José. Agencia Notimex | 13 de Abril de 2008 a las 00:00
El ex ministro de Seguridad de Costa Rica, Rogelio Ramos, reveló que en noviembre de 2001 se reunió con Rodrigo Granda, canciller de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quien buscaba instalar aquí una oficina del grupo. A Granda "sólo una vez en mi vida lo he visto, fue en mi oficina, en horas hábiles y en un sitio oficial, y la vez que hablé por teléfono con él", aseguró al destacar que el entonces presidente Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002) tuvo conocimiento del encuentro. En entrevista con el diario La Nación, el ex funcionario señaló que durante la reunión también se le planteó la posibilidad de realizar un foro sobre el reemplazo de cultivos para los colombianos dedicados a la siembra de coca. Luego de la reunión, "él me llamó por teléfono para preguntarme cuál era nuestra respuesta y mi respuesta fue que no, y la mejor prueba de que lo que estoy diciendo es verdad, es que él nunca más volvió a Costa Rica después de eso", dijo Ramos. Respecto de la reunión, relató que "la solicitud me la hizo Álvaro Leyva, quien estaba en ese momento como asilado político en Costa Rica, y la razón era porque el representante de las FARC, el señor Granda, quería hablar con alguien del gobierno". Granda "me habló exactamente que ya para ese momento el gobierno de México les había notificado que debían salir de ahí, con la llegada" del ex presidente mexicano Vicente Fox (2000-2006). Eso "es comprobable porque ellos salieron de México en abril del 2002", señaló. "El señor me vino a decir que andaban en una misión exploratoria, en el sentido de que no vinieron sólo aquí", indicó al agregar que "querían ver qué viabilidad tenía el instalar su oficina política en Costa Rica". En cuanto a la estadía de representantes de las FARC en este país, "él solo pidió que se le otorgara un status migratorio a las personas que estaban en México y que eventualmente se trasladarían a Costa Rica", dijo el ex funcionario. "Pero como ni siquiera se les autorizó la instalación de la oficina, no fue necesario el status migratorio", agregó Ramos al señalar que "recuerdo que me habló de dos personas". "Yo le informé por teléfono que la respuesta era negativa cuando el me llamó dos meses después", afirmó. El ex ministro relató que Granda le planteó, asimismo, que, en la búsqueda de una solución para los productores cocaleros colombianos, las FARC consideraban, entre otras iniciativas, la realización de un foro internacional sobre el reemplazo del cultivo. "Me dijo que si era posible efectuarlo en Costa Rica y yo no vi impedimento alguno", agregó. Ramos aclaró, además, que fue el único funcionario gubernamental de ese momento que se reunió con Granda, y que Rodríguez estuvo al tanto del encuentro. Recalcó que "antes de la reunión consulté con el señor presidente y con autoridades colombianas y nacionales e incluso con la DEA" (Agencia Antidrogas de Estados Unidos) y la Policía Internacional (Interpol). "Incluso Estados Unidos me pidió que le gestionara ayuda para recuperar a dos estadounidenses secuestrados que creo todavía no los han liberado", dijo. Al publicar las declaraciones de Ramos, La Nación informó que el ex ministro "resultó citado en un párrafo del informe confidencial que Colombia entregó a autoridades ticas (costarricenses) acerca de los supuestos contactos de las FARC en Costa Rica". El tema de vínculos de las FARC en Costa Rica tomó fuerza a raíz del hallazgo de casi medio millón de dólares de esa organización en una residencia en territorio costarricense.

Descarga la aplicación

en google play en google play