Escúchenos en línea

Aseguran que retrasos en hidroeléctrica Patuca III en Honduras dejan millonarias pérdidas

Tegucigalpa. Agencias | 5 de Marzo de 2020 a las 12:41

En Honduras, cuando el proyecto hidroeléctrico Patuca III sufre atrasos, representa una multimillonaria pérdida para las finanzas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) y para el Estado mismo, según estudios de expertos consultados por Diario LA PRENSA de Honduras.

2014 era la fecha para que el costoso embalse, estimado en US$550 millones (13,640 millones de lempiras al cambio actual), comenzara a operar, pero una serie de atrasos logísticos y financieros obligaron a postergar la fecha de inicio a 2018.

Este tiempo se volvió a extender el plazo hasta finales de 2019, para las pruebas de generación e inicio de operaciones.

En junio comienza

Rafael Triminio, director de la Ueper y responsable del proyecto, reconoció que los diversos atrasos que ha sufrido la obra en los últimos años han generado cuantiosas pérdidas, pero no se atrevió a proporcionar una cifra exacta.

“Claro que está generando pérdidas porque estamos pagando un préstamo de algo que todavía no está generando energía”, dijo.

“Si no existen más atrasos, en junio de este año estamos preparados para comenzar a generar energía”: Rafael Triminio, director de Ueper

No obstante, indicó que las obras de la represa, su casa de máquinas, la subestación y líneas de transmisión están concluidas en más de un 98% y si todo marcha como ahora, el proyecto comenzará a generar energía al sistema a inicios de junio de este año.

Informó que este mes comenzaron a realizar las primeras pruebas del equipo electromecánico y las dos turbinas tipo Kaplan de 52 megavatios, y los resultados fueron bastante alentadores.

Indicó que actualmente el nivel del embalse es de un 65% (cota 286 sobre el nivel del mar) y para poder operar se necesita alcanzar el nivel máximo de 290 metros.

Perfil del proyecto

Patuca III es un desarrollo hidroeléctrico convencional con un embalse estacional. Almacenará y derivará el agua del río Patuca por medio de una presa de concreto a gravedad de 57 metros de altura, una toma y una tubería a presión con una caída de 42.2 metros. El proyecto tiene una capacidad instalada de 104 MW en el punto de entrega y una producción promedio anual de 326 GWh.

Actualmente la represa y sus obras complementarias, que incluyen líneas de transmisión, una remozada subestación en la ciudad de Juticalpa, Olancho, y la construcción de puentes y caminos de acceso, están concluidas en un 98%, pero ahora la situación climática y la consiguiente reducción del caudal de sus principales afluentes ha impedido el llenado del embalse y el comienzo de los trabajos de generación de energía.

Originalmente, el proyecto estaba concebido para entregarse en plena operación comercial en un plazo de 36 meses, lo que no se ha cumplido por las razones antes expuestas.

PATUCA III PRESA(800x600)

El proyecto cuenta con una capacidad instalada de 104 megavatios (MW) en el punto de entrega y una producción de energía promedio anual de entre 320 y 360 gigavatios (GWh), la cual será entregada en la subestación Juticalpa por medio de una línea de transmisión de 46.26 kilómetros de distancia.

Pérdidas

Mario Rubén Zelaya, consultor y experto en energía, explicó a LA PRENSA que cada día que el proyecto sufre retrasos representa una millonaria pérdida para el Estado, que se estima en alrededor de US$46,8 millones anuales, unos 1,160 millones de lempiras al cambio actual de la divisa estadounidense.

Ese cálculo se hace con base en la energía que la hidroeléctrica deja de generar cada año y que es resultado de multiplicar los 360 gigavatios que debe generar anualmente por el valor actual del kilovatio hora, el cual se estima en 0,13 centavos de dólar.

Esa ecuación da como resultado un estimado de US$46,8 millones que anualmente el Estado deja de percibir por la paralización del proyecto, lo que representa una pérdida de ingresos para la Enee que ayudarían a fortalecer sus deterioradas finanzas.

Zelaya indicó que el costo de generación es igual al promedio actual, por lo que no impacta positivamente en la tarifa de energía eléctrica.

Recordó que la obra estaba concebida para iniciar operaciones en 2014, pero a la fecha lleva 5,5 años de retraso, aunque las autoridades de la Enee arguyen que esa cantidad de tiempo es menor.

Implicaciones

En el informe 004-2016-DASII-ENEE-A, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) advirtió al Gobierno que “el monto de inversión inicialmente planteado en el año 2011 fue de 350 millones de dólares y para 2016 el presupuesto era de 531 millones de dólares, este incremento en más de 181 millones tiene como efecto un incremento en el costo de generación de $ 0.09 a 0.13 centavos por kWh, provocado por un monto total de inversión más elevado, convirtiendo al proyecto en menos eficiente”.

El TSC indicó que según el acuerdo de construcción inicial, Patuca III debió haber iniciado operaciones en el año 2014, por lo cual este proyecto aún no está entregando energía al Sistema Interconectado Nacional con las consiguientes pérdidas para la estatal eléctrica.

Cabe indicar que la Enee comenzó a pagar el año pasado el préstamo de 297.7 millones de dólares al Banco ICBC de la República de China Popular consistente en dos pagos semestrales de 24 millones de dólares cada uno por los próximos 15 años.

Datos proporcionados a LA PRENSA por la Unidad Especial de Proyectos de Energía Renovable (Ueper) precisan que el total de la inversión presupuestaria del proyecto Patuca III es de 550 millones de dólares, de los cuales se han invertido a la fecha 430 millones de dólares en las obras de la cortina y casa de máquinas, líneas de transmisión, carreteras, puentes, la nueva subestación Juticalpa y en el pago de indemnizaciones a los afectados por el llenado del embalse.

Con las obras menores que faltan por ejecutar se estima que el proyecto cerrará con una inversión de 460 millones de dólares, según técnicos de la Ueper.

Esos fondos provienen del préstamo con el banco ICBC, fondos nacionales y otra parte de la iniciativa de Petrocaribe.

Oscar Nájera, presidente de la Comisión de Energía del Congreso Nacional, criticó la millonaria inversión realizada en este proyecto solamente para producir una potencia de 104 megavatios en épocas pico, ya que el resto del tiempo solo podrá generar entre 30 y 35 megavatios diarios.

“Es un problema grave y eso va llevar al colapso a mis paisanos del departamento de Olancho porque lo más que va generar Patuca serán 35 megavatios promedio a un costo de 14 millones de dólares por megavatio, solo en Honduras ocurren esas cosas”, deploró.


Descarga la aplicación

en google play en google play