Escúchenos en línea

Empresarios salvadoreños proponen paquete de estímulo fiscal

San Salvador. Agencias | 13 de Marzo de 2020 a las 16:40

El Salvador está a la expectativa del impacto de la crisis que genera en el mundo la pandemia del Covid-19, aunque aún no se registran casos en el país, desde el 11 de marzo el territorio se encuentra en cuarentena.

La Cámara Salvadoreña de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) propone al Gobierno establecer un paquete de estímulos económicos como paliativos para reducir impactos por una eventual caída en la dinámica empresarial.

Las medidas incluyen beneficios fiscales que serían de utilidad en la medida que se detecten casos de la enfermedad y se activen protocolos más rigurosos o se ordenen cierres de operaciones en empresas afectadas.

 “Todo este paquete de medidas de estímulo son importantes que se consideren y que el Gobierno inyecte liquidez al sistema de manera rápida y enfocándose en la Micro, Pequeña y Mediana empresa (MIPYME) y profesionales que necesitarán ayuda para mantenerse”, indicó el presidente de la Cámara, Jorge Hasbún.

De acuerdo con los agremiados, los estímulos pueden ser implementados de una manera rápida. Habrá sectores que soliciten estímulos puntuales como el turismo, pero en general, son medidas transversales y puede tener efectivos resultados”, dijo Hasbún.

Las propuestas de los empresarios son:

-Aplazamiento de impuestos a las MIPYME. Así como le ha hecho Francia, por ejemplo. La idea es que la MIPYME pueda pagar su renta después, dando liquidez, para que no deje de operar.

-Reducir impuestos a los profesionales que ganan entre cuatro y cinco salarios mínimos. Es usar el sistema que ya existe para dar liquidez al sistema.

-Crear un fondo de garantías para los microcréditos. El Estado debe definir un monto para hacer un fondo de garantías y se pueda dinamizar la economía y los empleados en el sector, el más importante en el país en ese aspecto, de acuerdo con la gremial.

-Agilizar la burocracia y hacerlo de manera sistémica. Si el MIPYME no tiene acceso a esas soluciones no van a ver resultados positivos. Es importante reducir la tramitología, de acuerdo con los agremiados. Es aprovechar la coyuntura para que se creen trámites ágiles en fronteras y se quedan en la perpetuidad.

-Contraloría. El Ministerio de Trabajo debe velar, de manera transparente, por el empleo y que este no se vea afectado en la emergencia.

-Agilizar la importación de insumos para la elaboración de alcohol en gel, desinfectantes, toallas desechables, que ayudan a crear los controles sanitarios en todos los lugares y las empresas. Esto es para evitar desabastecimiento, ya que la gente está comprando más.

En cuanto al ingreso de productos o materias primas, así como de exportaciones, no reportan atrasos en las fronteras terrestres y terminales marítimas.

“Hay inconvenientes en el aeropuerto, especialmente en tema de carga”, indicó Hasbún, pero esperan sean solventados pronto.

-Simplificación de trámites tributarios. Muchas empresas informales puedan acceder a la formalidad y brindar mayor seguridad jurídica.

-Trato especial a las MIPYMES. Piden que los pagos de las instituciones del Estado con ellos estén al día.

“Todas estas medidas son paliativas, no es que estemos en una emergencia, pero son medidas de estímulo para que el Gobierno inyecte liquidez al sistema”, agregaron.

El 12 de marzo, Moody’s Investors Service mejoró la perspectiva de la calificación de riesgo de El Salvador de “estable” a “positiva”, al considerar que existe menor riesgo de liquidez del Gobierno y mejora en las condiciones para la inversión privada.

También, los empresarios aseguran que las medidas serán para mantener esta revisión de Moody´s, “que nos dijo que nos queda más camino hacia adelante”, agregaron.

¿Bajará el consumo de los salvadoreños por la cuarentena?

De acuerdo con los líderes gremiales el consumo puede verse afectado si se detectan casos en el territorio por lo que urgen un llamado a la calma a la población.

“Suponemos que sí, pero por eso llamamos a la calma. Vivamos nuestras vidas, no tenemos un riesgo inminente y aunque haya un caso, debemos seguir las medidas sanitarias”, respondió Hasbún.

Igualmente, llaman a los salvadoreños a no hacer compras de pánico, a notificar si conocen de algún aumento de precios y a los empresarios a no caer en el acaparamiento y en el alza de precios, “no es correcto, está mal hecho”, indican.

También esperan que el Gobierno haga su parte y no permita que se den malas prácticas en el comercio.

Turismo, el sector más afectado

La Camarasal ya trabaja en mesas técnicas, junto con el Gobierno, para evitar el freno del comercio y que el sector turístico no se vea impactado.

“Debemos seguir con normalidad… El anuncio luego de la cuarentena el sol salió, seguimos trabajando, en el momento que se oficialice un caso, también, las cosas van a seguir siendo iguales, vamos a ir a trabajar, tenemos que mantener el cordón de salubridad. Lo peor que puede pasar es que cuando se confirme un caso entremos en pánico, porque el pánico desencadena en un efecto económico desastroso”, indicó el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria.

De acuerdo con la Cámara, para este sector podría ser beneficioso si el Gobierno establece como albergues algunos hoteles.

“Queremos saber cómo puede funcionar esto, el sector quiere apoyar, pero necesitamos tener claridad en el proceso”, agregó Hernández.

Por el momento, sin brindar números fríos, se reportan cancelaciones de eventos en hoteles y de reservas de habitaciones.

“Los que sí están teniendo una merma son aquellas relacionadas al entretenimiento, es muy temprano para saber en qué medida, en qué impacto, pero sí, ha bajado la afluencia. Hablamos que la gente está tratando de quedarse en casa y no quiere ir al cine, restaurantes y otros lugares”, indicó Hernández.


Descarga la aplicación

en google play en google play