Escúchenos en línea

Costa Rica suspende clases para enfrentar pandemia

San José. Prensa Latina | 17 de Marzo de 2020 a las 13:11

El curso lectivo está suspendido a partir de este martes en Costa Rica debido a la Emergencia Nacional declarada por el Gobierno, que complace así pedidos de disímiles sectores de adoptar medidas drásticas para enfrentar la COVID-19.

Desde Casa Presidencial, el presidente Carlos Alvarado y varios de sus ministros firmaron el decreto ejecutivo de Emergencia Nacional por la pandemia del nuevo coronavirus Sars-CoV-2 y en conferencia de prensa reveló que las clases estarán suspendidas hasta el 13 de abril venidero, mientras mañana a las 23:59 hora local se producirá el cierre de fronteras.

El reporte de este lunes refleja que en Costa Rica hay 41 casos confirmados -seis más que el domingo-, con un rango de edad de 10 a 87 años. Del total 20 son mujeres y 21 hombres; 35 son costarricenses y seis extranjeros; 32 son adultos, cinco adultos mayores y cuatro menores; y se han descartado 615 personas de portar esta enfermedad.

Desde el pasado día 6, cuando se reportó el primer caso positivo de este virus, desde el ciudadano común hasta los diputados a la Asamblea Legislativa pidieron al Ejecutivo medidas drásticas como la suspensión del curso lectivo y el cierre de fronteras, pero el Gobierno optó por impedir la paralización del país.

Poco después de declararse la emergencia nacional este lunes, la población tica se volcó a los mercados y prácticamente agotó los productos de primera necesidad y los de limpieza.

Ante ello, el mandatario tico envió anoche un mensaje al país en cadena de radio y televisión en el que afirmó que para enfrentar la emergencia de la COVID-19 'necesitamos disciplina y seriedad, el pánico no ayuda en nada'.

'Si cada quien compra la comida que necesita, como lo hace usualmente, la comida no va a escasear. Nada ganamos con tener muchos productos de limpieza si dejamos a otros sin acceso a esos productos. Cada uno tiene que poner de su parte', apuntó Alvarado.

Señaló que la emergencia por la COVID-19 sacude al mundo entero y tiene severos impactos que preferimos no se den, pero esa es la realidad y ahora toca enfrentarla y superarla actuando con seriedad, unidos, con el propósito de salvar vidas y minimizar su impacto.

'Empecemos por tener claro que este es un asunto serio, no son vacaciones, que esto no es para irse a pasear ni para hacer actividades sociales. La verdad que todos ayudamos a nuestro sistema de salud, necesitamos reducir la velocidad de contagio para que no sea vea sobrecargado y pueda atender bien a todas las personas que lo lleguen a necesitar', indicó.

'Todos tenemos personas queridas, cercanas que son adultos mayores o que tienen condiciones médicas que los hacen vulnerables a la COVID-19. La razón para cuidarnos es que no queremos pasarles el virus a personas queridas a las que podríamos poner en riesgo', dijo.

Tras agradecer el respaldo de los diputados para aprobar pronto las medidas para paliar la situación, el presidente expresó su 'plena confianza en que en unión venceremos a la COVID-19. Tengamos confianza en la capacidad que tiene Costa Rica para lograr cosas grandes y trabajemos unidos para superar esta emergencia. Cuidémonos y cuidemos a Costa Rica'.


Descarga la aplicación

en google play en google play