Escúchenos en línea

Ejercicio multinacional para defensa del Canal de Panamá

Agencia AP. Desde Ciudad Panamá. | 26 de Agosto de 2006 a las 00:00
Alrededor de 4.000 militares de 18 países iniciaron el viernes una semana de ejercicios navales en aguas panameñas e internacionales, a fin de prepararse para defender el Canal de Panamá ante una posible amenaza terrorista. Se trata de la cuarta edición de estos ejercicios, bautizados esta vez como Fuerzas Aliadas 2006, y en los que se busca medir la capacidad de reacción multinacional en el caso de que la vía interoceánica se vea en peligro. "El objetivo es ejercitarnos en prácticas de vigilancia marítima, de coordinación, de intercambio de información que nos ayuden a mantener como una vía de comunicación importante y segura el canal", manifestó a la prensa el capitán de navío peruano Gonzalo Ríos. Unos 25 buques y 22 aeronaves, entre aviones y helicópteros, que pertenecen en su mayoría a Estados Unidos, son utilizados en las prácticas que se extenderán hasta el 31 de agosto en aguas del Atlántico y del Pacífico. Diez países participan activamente: Estados Unidos, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana, El Salvador, Honduras y Panamá. Otros ocho lo hacen como observadores: Brasil, México, Guatemala, Paraguay, Uruguay, Nicaragua, Francia e Inglaterra. Una parte de los ejercicios se desarrolló el viernes a unas 100 millas náuticas de la costa caribeña de Panamá. La operación es controlada desde una sala del buque anfibio estadounidense USS Kearsarge, utilizado por ese país en operaciones como la invasión a Irak en el 2003. Desde allí se planea la operación por medio de mapas, radios e información de inteligencia, a fin de determinar cómo enfrentar una eventual amenaza terrorista a la vía panameña. Esta vez se hizo el simulacro de un ficticio ataque con explosivos por parte de un grupo terrorista, que va en un barco mercante. El objetivo es "encontrar ese buque y neutralizarlo", explicó el capitán chileno Alvaro Aguirre a un grupo de periodistas que visitó el USS Kearsarge. La cuarta operación se realiza en esta ocasión con escasa publicidad, después de que la tercera se vio empañada por la muerte de tres marinos panameños, incluyendo un sargento y dos marinos, quienes perecieron en las prácticas al enredarse con algas marinas. Los primeros ejercicios se realizaron en el 2003, empujados en gran parte tras los ataques terroristas registrados en Estados Unidos el 11 de septiembre del 2001. Estados Unidos administró y protegió el canal hasta el 31 de diciembre de 1999, año en que fue traspasado plenamente a manos de Panamá. La vía marítima, por donde atraviesa entre el 4 y 5% del comercio mundial, ha operado sin problemas bajo el control de Panamá, que no tiene ejército desde 1994. "La vía interoceánica es clave para el flujo del comercio internacional", destacó el viernes el Ministerio de Gobierno y Justicia en un comunicado. "La economía de la región y de su desarrollo dependen del transporte seguro". Los ejercicios han encontrado, empero, algunas críticos que argumentan que el canal es indefendible y que Panamá no debiera impulsar ese tipo de prácticas cuando es un país desmilitarizado. También recuerdan que la vía es neutral y debe estar al margen de los conflictos internacionales. Para Estados Unidos, que es el principal usuario del canal, la seguridad y protección de la vía es fundamental, según los analistas.

Descarga la aplicación

en google play en google play