Escúchenos en línea

Prácticas insostenibles atentan contra los manglares en Panamá

Ciudad de Panamá. Agencia | 23 de Julio de 2020 a las 09:58

Prácticas insostenibles como la acumulación de basura, protagonizadas por el hombre, ponen en riesgo hoy a los más de 10 tipos de bosques de manglar que posee Panamá.

Según estudios de la Unesco, el 67 por ciento de los manglares alrededor del mundo desaparecieron hasta 2017, situación difícil de saber con exactitud en la nación istmeña debido a la falta de estudios, precisó el científico del Instituto de Investigación Tropical del Smithsonian, Steven Paton.

No obstante, hay evidencia de que, por lo menos en la bahía de Panamá, los manglares ya empezaron a perder la batalla y hay muchos kilómetros de costa, donde la caída de estas plantas por las olas es evidente, indicó el Patronato de Panamá Viejo, el primer centro fundacional de la capital, escoltado por 14 hectáreas de esta vegetación.

A juicio de los expertos, en el caso de la nación istmeña los manglares son una protección climática, ya que actúan como muros frente a las amenazas de tsunamis, inundaciones, tormentas, erosión de litorales por el viento, sol y corrientes de agua.

También resultan el hogar para cientos de mamíferos, reptiles, insectos, aves y anfibios en peligro de extinción, que encuentran refugio entre sus raíces y cúmulos de arena, al tiempo que regulan la calidad del agua en las costas y ayudan en la mitigación de los gases de efecto invernadero.

Por ello, resulta importante aplicar las leyes ambientales existentes, aumentar las denuncias ciudadanas contra la contaminación y otras prácticas insostenibles, mejorar la educación sobre la importancia de los manglares e incrementar la recolección de la basura en las urbanizaciones y en sus cuencas.

Entre las especies más abundantes en Panamá sobresalen el mangle rojo, originario de las provincias de Veraguas y Darién, y el negro, cuyas raíces son verticales y crecen hacia arriba, da flores y fruto todo el año y actúa como un recolector del exceso de sal en el agua, que luego expulsa por sus hojas, informó el Centro Regional Ramsar.

El istmo de Panamá es un puente que conecta a América y se caracteriza por la existencia de una amplia colección de especies de la fauna y la flora que se alimentan, viven y se reproducen en los ecosistemas marinos y terrestres presentes en el territorio nacional.


Descarga la aplicación

en google play en google play