Escúchenos en línea

Periodistas de Guatemala sufren ataques y amenazas de muerte

Mica Rosenberg, Agencia Reuters. Desde ciudad Guatemala. | 26 de Agosto de 2006 a las 00:00
Vinicio Aguilar, un periodista de una radio de Guatemala, corría cerca de su casa una mañana de esta semana cuando dos hombres que conducían una motocicleta le dispararon en la cara, lo dieron por muerto y huyeron. Aguilar, que sobrevivió, cree que el ataque está relacionado con el programa diario que conduce y que regularmente toca asuntos como el crimen organizado, la corrupción y la evasión de impuestos de grandes empresarios. "Creo que una pistola en la boca es un mensaje claro para que no hable más", dijo con dificultad desde su cama en el hospital. La libertad de prensa en el país centroamericano ha mejorado desde el fin de la sangrienta guerra civil de 36 años que terminó en 1996, y que enfrentó a guerrilleros de izquierda con fuerzas de seguridad. Cerca de 100 periodistas fueron asesinados o desaparecidos durante el conflicto, y cientos más sufrieron intentos de secuestro y asesinato. Pero desde el fin de la guerra, Guatemala ha visto un aumento de los delitos relacionados con el narcotráfico, violentas pandillas juveniles y grupos privados contra el crimen, algunos de ellos con vínculos con fuerzas de la policía o militares. Solamente este año, la oficina del defensor de los derechos humanos u Ombudsman registró 14 amenazas serias contra periodistas. Ocho de ellas ocurrieron esta semana, incluyendo el ataque contra Aguilar y amenazas de muerte contra cuatro reporteros en Antigua, un centro colonial turístico al suroeste de la capital. El día antes del ataque, RAdio 10, la emisora independiente donde trabaja Aguilar, recibió al aire una amenaza de muerte contra su propietario. "Tu programa de ayer sobre evasión fiscal sera tu tumba. Tienes ocho días para irte del país", dijo la llamada anónima. Investigadores no han podido determinar las causas del ataque contra Aguilar o quien hizo la llamada telefónica, pero organismos de protección a periodistas y activistas de derechos humanos ven un alarmante aumento de las amenazas. Otros reporteros de Antigua denunciaron haber recibido amenazas por correo electrónico y mensajes de texto en sus teléfonos, luego de investigaciones sobre corrupción en el gobierno local. "Antes estaba bien señalado el origen de los atentados y los amenazas, cuando lo hacía la guerrilla estaba plenamente identificado y cuando lo hacía el ejército y la policía también", dijo Mario Sierra, vicepresidente de la Asociación de Periodistas Guatemaltecos (APG). "En cambio ahora hay un confusión, porque no se sabe exactamente de dónde salen las amenazas", explicó.

Descarga la aplicación

en google play en google play