Escúchenos en línea

Crisis en transporte salvadoreño pica y se extiende

San Salvador. Agencia Notimex | 6 de Mayo de 2008 a las 00:00
El gobierno y transportistas salvadoreños siguen sin hallar solución a la problemática que afrontan por los altos precios del petróleo, mientras las divisiones en el sector son cada vez más marcadas. Las diferentes gremiales no han podido superar las posiciones para presentar una propuesta única a las autoridades para lograr un alza a la tarifa del pasaje público. Al parecer el problema estriba en que un sector que encabeza el empresario de microbuses, Catalino Miranda, estaría negociando por separado con el Ministerio de Obras Públicas y autoridades de Transporte. El presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses (AEAS), Genaro Ramírez, denunció que ese grupo de microbuseros está en conversaciones con las autoridades que han sido nombradas para solucionar la crisis que golpea al sector por los precios del crudo. "Hablar, tratar las cosas debajo de la mesa con el gobierno, todo esto daña al sector", aseguró Ramírez, quien no ve voluntad en el gobierno para ayudarlos a superar la falta de liquidez que afrontan por lo caro del diesel, repuestos y demás insumos del transporte. Miranda negó toda negociación oculta con las autoridades y dijo que mantienen la posición de solucionar la problemática con el Ejecutivo. El sector sostiene la propuesta de aumentar en cinco centavos de dólar el servicio de la zona urbana, con lo que aumentaría a 30 centavos, y un poco más en el área interdepartamental, una medida que el gobierno avala. Las otras gremiales como AEAS demandan un aumento de diez centavos de dólar en la zona urbana y 40 por ciento más en la interdepartamental por considerar que los precios del petróleo suben cada día. La Asamblea Legislativa busca regular al sector del transporte a fin de dar un mejor uso a los dineros que genere, que contribuya a mejorar las condiciones de los autobuses y el buen trato a los usuarios, entre otras alternativas, pero el gremio exige soluciones ya. Como la solución tarda, el sector, que opta por el aumento de los diez centavos, no descarta un paro luego que este fue suspendido hace dos semanas tras el llamado que hiciera el gobierno para sentarse a negociar. Un alza al pasaje -el cual ya es cobrado sin autorización en algunas rutas del sector- o un paro del transporte en todo caso, vendrá a profundizar la crisis económica y alimentaria que sufre la población como parte del alza al petróleo. El Salvador descansó este martes en sus variaciones de los precios de todos los combustibles, ya que se vislumbraba un reducción de nueve centavos de dólar, aunque todavía se desconoce si las petroleras lo aplicaron. La factura petrolera del país en el primer trimestre de este año alcanzó casi los 600 millones de dólares, según el Banco Central de Reserva.

Descarga la aplicación

en google play en google play