Escúchenos en línea

Piden emergencia por la sequía en norte de Costa Rica

San José. Agencia ACAN-EFE. | 20 de Mayo de 2008 a las 00:00
La Defensoría de los Habitantes de Costa Rica pidió este martes al Gobierno declarar emergencia agrícola y de salud pública, por la sequía que desde diciembre afecta la zona norte del país y que ha causado daños en ganadería y agricultura, y problemas en el servicio de agua potable. "La situación es crítica según los reportes. Estamos hablando que mucha gente vive de la agricultura y requieren también del agua para satisfacer las necesidades básicas de limpieza y alimentación", explicó la Defensora de los Habitantes, Lisbeth Quesada, en un comunicado. La defensora considera que la declaración de emergencia eliminará trabas burocráticas y acelerará la ayuda gubernamental a la zona en materia de alimentos para animales, abastecimiento de agua potable y proyectos para mejorar los sistemas de riego. Debido a la escasez de lluvias en varias zonas de la región norte del país, entre ellos pueblos fronterizos con Nicaragua como Los Chiles, han muerto más de 250 reses, se han secado varios pozos de agua y se comienzan a observar terrenos dedicados a la agricultura totalmente secos. Según los productores, la cosecha de fríjol también se ha visto afectada en un 74 por ciento en el cantón de Los Chiles, donde las pérdidas se calculan en unos dos millones de dólares. Otros cultivos que podrían sufrir daños son la naranja, la caña de azúcar y el arroz. Aún no se han registrado muertes de personas y las autoridades han iniciado distribución de agua potable en camiones cisterna para familias que se han visto afectadas. "Es necesario que el país plantee no solo soluciones inmediatas para atender la crisis en esa zona, sino también un plan de acción a futuro que contemple medidas que mitiguen el impacto en la producción y suministro de agua", agregó Quesada. El ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) anunció medidas para mitigar la situación, como la coordinación con productores de piña y naranja, de manera que su estopa se pueda utilizar para alimentar a las reses mientras llegan las lluvias y crecen los pastos. Además, veterinarios y personal del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) se desplazaron ya a la zona para atender la situación de las reses y otros animales y evitar más muertes. Por su parte, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) pronosticó que el déficit de lluvia en esta zona se mantendrá por cinco meses más, y que el mes más crítico será julio, un mes que tradicionalmente es muy lluvioso en esa región. Según el IMN, la sequía en los primeros meses del año obedece en parte al impacto del fenómeno La Niña. La época de invierno en Costa Rica es de mayo a noviembre, pero algunas zonas del país son más lluviosas que otras y llueve incluso en verano.

Descarga la aplicación

en google play en google play