Escúchenos en línea

Condenan en Costa Rica efectos de la globalización y privatización

Prensa Latina. Desde San José. | 30 de Agosto de 2006 a las 00:00
Eclesiásticos, políticos y empresarios centroamericanos, reunidos en San José en un foro convocado por la Iglesia Católica, condenaron los efectos de la globalización y la privatización, que alientan el desempleo y la pobreza. En opinión del arzobispo hondureño Oscar Rodríguez, éstas favorecen la exclusión en Latinoamérica. "América Latina cuenta a la hora de la ejecución de políticas de desarrollo, pero no así en el momento del diseño y de la evaluación", sentenció durante su alocución como parte de la agenda de la Segunda Semana Social. En tal sentido, señaló a la región como "el lugar de inversión con rendimientos seguros, como trabajo barato en la gran maquiladora que nos estamos convirtiendo". De acuerdo con sus palabras, este es el lugar donde el corrupto más poderoso encuentra un interlocutor que le hará el contrapunto favorable para que su negocio resulte. Ovacionado por centenares de asistentes a la conferencia, el prelado fustigó los cada vez más cotidianos actos de corrupción, donde los políticos son los principales protagonistas. Manifestó su preocupación por el deterioro de las democracias en la región y el desencanto de los ciudadanos. En este contexto, el arzobispo advirtió la amenaza de la ingobernabilidad desde las cúpulas de poder. "¿Qué es lo que está pasando? La dirección sin rumbo de una sociedad en donde gobernar se ha convertido en administrar problemas y no en solucionarlos", recalcó. El cardenal de Tegucigalpa criticó también la nueva corriente de ideología económica que "ha quitado de su lugar al verdadero Dios y ha puesto al peor de los ídolos, el mercado". "Adoran al mercado y divinizan al mercado y piensan que de él van a venir todas las soluciones", señaló. Al respecto, alertó a las naciones que caminan hacia la privatización de los bienes públicos sobre los "horrores en que han caído otros países y los ingentes esfuerzos que realizan por recuperar lo perdido". La Segunda Semana Social de la Arquidiócesis de San José, iniciada el lunes, sesionará hasta el próximo 1 de septiembre. En el evento participan representantes de los ámbitos eclesial, social, empresarial y político de este país y de otras naciones del área. Está orientado a crear un espacio de reflexión sobre la ética cristiana y el mundo de la política, la economía y la familia en el nuevo siglo, según comunicó la Comisión Organizadora. Las Semanas Sociales nacieron en Francia en 1904. El principal artífice fue el laico Henri Lorin, quien buscaba iluminar desde el pensamiento de la Iglesia la convulsionada realidad social y política gala. Estas iniciativas tuvieron sus primeras réplicas en varios países europeos, mientras que en América Latina el primero fue Chiley, luego, Argentina y Perú, tras lo cual se extendieron por otros países del continente.

Descarga la aplicación

en google play en google play