Escúchenos en línea

Médicos piden renuncia director hospital más importante Guatemala

ACAN-EFE. Desde ciudad Guatemala. | 30 de Agosto de 2006 a las 00:00
Unos 600 médicos del Hospital General San Juan de Dios, uno de los más importantes de Guatemala, exigieron este miércoles la renuncia de su director, Ludwig Ovalle, por su incapacidad para resolver la crisis que atraviesa ese nosocomio. Alrededor de 300 de los más de 600 facultativos que trabajan en el Hospital y que están en paros parciales desde junio pasado en demanda de medicamentos, ocuparon temporalmente la dirección y le exigieron personalmente la renuncia a Ovalle. Uno de los líderes del movimiento, el doctor Sergio Rivas, dijo a la prensa que la renuncia es por la "incapacidad y negligencia" del director para resolver la crisis en ese centro, uno de los más importantes de Guatemala junto al Roosevelt, también en la capital. Rivas aseguró que la dimisión se la exigieron, por unanimidad, los más de 600 galenos que trabajan en el San Juan de Dios, debido a que Ovalle ha sido incapaz de resolver la falta de medicamentos, equipos y mantenimiento del hospital, al que acuden a diario miles de pacientes. El médico aseguró que, al igual que en ese centro, en el Roosevelt y en al menos otros doce hospitales de Guatemala siguen paralizadas las consultas externas. Ovalle, por su lado, explicó que no accederá a la demanda de los médicos porque "me insultaron y violaron mis derechos". "No estoy dispuesto a acceder a la petición que ellos están haciendo", afirmó el médico, al argumentar que el fue nombrado en el cargo por el ministro de Salud, Marco Tulio Sosa, quien el pasado lunes presentó su renuncia al cargo al presidente de Guatemala, Oscar Berger", pero aún el gobernante no ha decidido si se la acepta o lo mantiene en el puesto. El pasado 9 de junio los médicos paralizaron las consultas externas por 48 días de varios hospitales, pero levantaron las medidas luego de que el Ministerio de Salud se comprometiera a dotarlos de medicamentos, pero al incumplir el gobierno sus peticiones, reiniciaron sus medidas de hecho. Rivas sostuvo que el paro en las consultas externas continuará por tiempo indefinido, y explicó que han nombrado una comisión para que investigue la situación de los centros y puestos de salud a nivel nacional para ver si se suman a las medidas de protesta. Además de los medicamentos y equipo para paliar la crisis, los médicos demandan un aumento de 173 millones de dólares al presupuesto de 2007 de la cartera de Salud, a la que se la asignaron para 2006 unos 270 millones de dólares. Sin embargo, el gobierno ha anunciado que sólo se les pueden otorgar unos 39,6 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play