Escúchenos en línea

Torrijos: Panamá fracasará sin una ampliación del Canal

Agencia AFP. Desde ciudad Panamá. | 30 de Agosto de 2006 a las 00:00
El presidente Martín Torrijos afirmó este miércoles que si los panameños rechazan un plan para ampliar el Canal en el referendo de octubre, fracasará el país, mientras enfrenta una huelga de educadores que piden aumentos salariales y protestas de barrios que claman por agua potable. Aunque las encuestas aseguran que un 52% de los 2.132.842 de panameños habilitados para votar aprobarán la ampliación del Canal, la prensa panameña advirtió que el número de indecisos alcanza 20%, y 28% votará No en el referendo previsto para el 22 de octubre. Hace tres meses cuando el gobierno de Torrijos presentó el plan para construir un tercer juego de esclusas, obra de un costo estimado de 5.250 millones de dólares, un 56% dijo que votaría Sí. Desde hace un mes miles de educadores, en su mayoría profesores, reclaman un incremento salarial de 190 dólares al mes, pero el gobierno, que ya pactó con los maestros de primaria, dice que no puede pagar más de 90 dólares al mes. Torrijos denunció: "Existen grupos que quieren promover el caos -con protestas y huelgas- llevando el conflicto hasta el 22 de octubre para afectar el referendo". Según el mandatario, si no se aprueba la ampliación del Canal "será el fracaso de un país y no el fracaso del gobierno", contrario a lo que aseguran los opositores Partido Panameñista (PP) y Molirena (ambos de centro derecha). Molirena se unió el fin de semana a 14 organizaciones no gubernamentales que están pidiendo que se vote No en el referendo, mientras que el presidente del PP, Juan Varela, pidió a Torrijos que suspenda la consulta popular. "El plan de ampliación del Canal es un proyecto que se inició en 1930 con Estados Unidos (que administró la vía hasta 1999), y que se reactivó en 1970 con una comisión tripartita integrada por Estados Unidos, Panamá y Japón. Esta es la gran oportunidad para los panameños", aseguró Torrijos. El mandatario afirmó que si Panamá no adopta la decisión de construir el tercer juego de esclusas, "el proyecto lo realizará otro país y la comunidad internacional tomará sus decisiones de cómo mover la carga". Torrijos cuenta con el respaldo del influyente Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato), la Central de Trabajadores de la República (CTRP) y el Sindicato de la Cooperativa de Trabajadores Bananeros de Puerto Armuelles en la provincia de Chiriquí (oeste). Igualmente la Cámara de Comercio, el Sindicato de Industriales y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) le comprometieron su apoyo al proyecto. El presidente de la Cámara de Comercio, Diego Eleta, sostuvo que hay "una agresividad en los grupos que promueven el No, pero son una minoría". Los opositores partidos Cambio Democrático (CD-derecha), Liberal Nacional (PLN-centro derecha) y Solidaridad (PS-centro derecha) favorecen también la ampliación del Canal, aunque han expresado sus reservas sobre la capacidad del gobierno de conducir el proyecto. Los empresarios Enrique De Obarrio y Felipe Rodríguez, quienes dirigen fundaciones que promueven el voto a favor, coincidieron en afirmar que el Canal contribuirá al desarrollo del país si es ampliado. "El 22 de octubre no es el momento de un Sí servicial o complaciente a un gobierno, pero mucho menos un No de castigo", dijo De Obarrio. Por el Canal cruzan cada año 13.000 barcos, tránsito que representa 5% del comercio marítimo mundial y el gobierno insiste que la ampliación de la obra es necesaria para atender barcos de mayor tamaño tipo Post Panamax, que por su dimensión no pueden utilizar las actuales esclusas inauguradas en 1914.

Descarga la aplicación

en google play en google play