Escúchenos en línea

El reto de Torrijos: la ampliación del canal

Juan Zamorano, análisis noticioso de AP. Desde ciudad Panamá. | 31 de Agosto de 2006 a las 00:00
El presidente Martín Torrijos enfila el viernes a su tercer año de gobierno con el mayor desafío de su quinquenio: lograr el voto afirmativo de los panameños en el referéndum del 22 de octubre para ampliar el Canal de Panamá. Con el tema del canal palpitando por todos lados, Torrijos cumple dos años de gestión, durante los cuales asegura haber impulsado el crecimiento económico e incrementado los fondos para inversión social. Pero el mandatario aún no ha podido cumplir a cabalidad con varias de sus publicitadas promesas como borrar de las calles la delincuencia y la criminalidad, según opinan los críticos. El aniversario encuentra al mandatario en un momento decisivo, en el que se juega mucho. Torrijos ha tratado de aclararle a los panameños que el referéndum no es una consulta para premiar o castigar su gobierno, sino para decidir el futuro de la vía interoceánica. Si bien la más reciente encuesta señaló que algo más de un 50% votaría a favor de la ampliación, el porcentaje de indecisos creció, al mismo tiempo en que el debate tomó demasiados ribetes políticos. En las calles se escuchan opiniones encontradas, mientras que el gobierno enfrenta desde hace varias semanas una huelga parcial de maestros públicos por demandas salariales. Los docentes recibieron en la víspera el respaldo del influyente sindicato de la construcción, que ha dejado en claro que votará en contra de la ampliación. La propuesta consiste en la construcción de un nuevo carril de esclusas para permitir el paso de buques más grandes y por ende mayor volumen de carga. La obra sería el mayor intento de reparación de la vía abierta en 1914 y tendría un costo de 5.250 millones de dólares. Nadie en las esferas del gobierno le gusta escuchar la pregunta sobre que pasaría si los panameños le dicen no al proyecto. Los impulsores de la ampliación tampoco quieren saber de antecedentes no tan lejanos, en que los panameños rechazaron en referéndum la propuesta de abolir el ejército y después una reforma para permitir la reelección presidencial. El canciller Samuel Lewis Navarro dijo en una entrevista que rechazar la ampliación sería como una especie de "suicidio". Y es que el gobierno, así como los empresarios, consideran que la expansión, además de que mejorará la capacidad del canal, será un motor para la generación de empleos y un imán para las inversiones extranjeras. Pero al margen del tema canalero, ¿cómo han sido los primeros dos años del gobierno de Torrijos? "La economía está en crecimiento, hay un mayor empleo; un déficit fiscal reducido y un programa de inversiones públicas que representan el 84% más que el de año pasado", dijo el ministro de Asuntos del Canal, Ricaurte Vásquez. "Grandes problemas y grandes retos por delante, sí los tenemos y uno de ellos es (mejorar) la educación", agregó. De acuerdo a cifras oficiales, la economía creció los seis primeros meses del 2006 un 7,4%, un porcentaje superior al 6,1% del mismo período del 2005. Mientras que la tasa de desempleo en marzo en 8,9%, cuando la de agosto del 2005 era de 9,8%. Pero el dirigente de la construcción Genaro López aseguró que esas cifras "no pintan la verdadera realidad de este país. Tenemos aún a casi el 60% de la población en pobreza, y los empleos que han surgido son informales, sin seguridad social". López admitió que el sector de la construcción es uno de los más pujantes. "Pero esto no se ve en todas las actividades del país".

Descarga la aplicación

en google play en google play