Escúchenos en línea

Panamá: indígenas visitan el Canal

Kathia Martinez, agencia AP. Desde ciudad Panamá. | 31 de Agosto de 2006 a las 00:00
Medio centenar de jefes indígenas de la comarca Kuna visitaron el Canal de Panamá para formarse una opinión en el propio terreno de si es necesaria una ampliación. Los jefes indígenas querían conocer el bien del Canal que tantas veces han escuchado hablar y que ha visto sólo en fotografías o por la televisión, en momentos en que el tema de la ampliación comienza a aflorar en sus comunidades de cara al referendo de octubre que decidirá si se reforma o no la vía. "Se nos ha informado que se quiere ampliar", dijo a la AP Belisario López la máxima autoridad de Duwala una isla en el archipiélago de San Blas habitada por unos 2.000 indígenas. "Estamos observando esta obra y creo que la opinión general de nosotros es que es muy necesaria la ampliación", comentó. "Hay que agradecer a los que han hecho posible esta obra tan grande y que ha perdurado", subrayó López. "No sé cómo podría alguien negarse a apoyar un proyecto tan grande que es de un pueblo, no de un gobierno", se preguntó. Para Luis Layan, de los sahilas, "tiene que ampliarse... veo que esa lancha casi no cabe en la entrada", dijo señalando hacia un enorme barco que transportaba vehículos y transitaba en ese momento por la esclusa de Miraflores proveniente de Japón hacia la costa este de los Estados Unidos. Tres de los seis caciques principales de la comarca estuvieron en el recorrido. También llegaron 48 de los 49 jefes de las comunidades. La comarca está integrada por uno 60.000 indígenas. El subadministrador de la ACP Manuel Benitez explicó que la visita forma parte de un programa denominado "El canal es de todos" que se realiza desde el 2002 y mediante el cual unos 20.000 panameños de lugares apartados han visitado la vía. El canal, construido en 1914, es la columna vertebral de la economía de servicios de este país. Fue traspasado por Estados Unidos en 1999 quien lo construyó y lo administró hasta esa fecha. Estados Unidos sigue siendo el principal usuario seguido de China, Japón y Chile. Los panameños, que también ven el canal como un símbolo de nacionalidad, decidirán el 22 de octubre en una consulta popular si se amplia o no la vía. El proyecto costará 5.250 millones de dólares e implicaría la construcción de un nuevo juego de esclusas para que transiten barcos más grandes. La ampliación empero tiene sus detractores, principalmente sectores populares, que proponen que un proyecto de la magnitud de la ampliación debe ir de la mano de un plan de desarrollo social en un país pobre como Panamá en donde el 40% de la población vive en pobreza.

Descarga la aplicación

en google play en google play