Escúchenos en línea

Presidente del Parlamento guatemalteco dejará el cargo temporalmente

Ciudad Guatemala. Agencia ACAN-EFE. | 9 de Junio de 2008 a las 00:00
El presidente del Parlamento de Guatemala, Eduardo Meyer, dejará el cargo a partir de este lunes y durante los dos próximos meses, para dilucidar su situación jurídica por el escándalo financiero descubierto en ese organismo la semana pasada. Meyer, uno de los fundadores del oficialista partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y hombre de confianza del presidente Álvaro Colom, se vio obligado a tomar esa decisión presionado por todos los bloques legislativos, incluido el propio, para que renuncie a la presidencia del Congreso. El diputado Mario Taracena, líder del bloque parlamentario de la UNE, dijo a periodistas que Meyer les hizo el anuncio de su retiro temporal, durante una reunión realizada hoy en la sede del Congreso con los jefes de los diferentes bloques legislativos. Según Taracena, el presidente del Parlamento pedirá al pleno de ese organismo "un permiso para retirarse del Congreso durante dos meses, sin goce de salario, mientras resuelve su situación jurídica". Luego de ese plazo, aseguró Taracena, Meyer "renunciará definitivamente al Congreso", lo que implica que dejará la Presidencia y su escaño en el Poder Legislativo. "Estamos haciendo democracia. Este es un mensaje para todos los diputados. Si se va el presidente del Congreso, se puede ir cualquiera, aquí no se va a amañar a nadie", precisó Tarecena. Meyer es señalado de tener participación en la desviación de unos 10,9 millones de dólares de los fondos del Congreso hacia una financiera privada no respaldada por el sistema bancario del país, la cual fue hecha por el anterior secretario privado de la Presidencia del Congreso, Byron Sánchez, y el director financiero de ese organismo, José Conde. El sábado, los directivos de la UNE le dieron la espalda a Meyer al suspenderlo temporalmente de las filas de ese partido, hasta que resuelva su situación legal. Diputados de los opositores partidos Patriota y Gran Alianza Nacional, presentaron el jueves ante la Corte Suprema de Justicia una petición para que a Meyer se le retire la inmunidad de que goza como legislador y sea procesado ante los tribunales. Un tribunal penal de Guatemala ordenó el viernes pasado la captura de Sánchez, quien desde el pasado miércoles abandonó el país, y la de Conde, así como el arraigo de Daniel Yax, director de Auditoría del Parlamento, y Raúl Girón, gerente general de Mercado de Futuros, la casa de bolsa en la que fueron depositados los fondos. Tras esta decisión, la Presidencia del Congreso quedará en manos del diputado Arístides Crespo, del opositor partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG, derecha), el cual es dirigido por el general golpista José Efraín Ríos Montt.

Descarga la aplicación

en google play en google play