Escúchenos en línea

Guatemala con mayor pobreza

Ciudad Guatemala. Agencia Notimex. | 9 de Junio de 2008 a las 00:00
Doña Manuela forma parte de la población desposeída de Guatemala, que es más pobre por el alza del costo de la vida, efecto de la imparable alza de los precios internacionales del petróleo que se ha extendido a los productos y servicios básicos. Doña Manuela, una mujer de unos 35 años de edad dedicada desde hace años a la venta de tortillas en zonas residenciales del sur de la ciudad de Guatemala, comienza su recorrido alrededor de las diez de la mañana, de lunes a viernes y muchas veces los sábados. Sin embargo, la jornada inicia desde la madrugada cuando acude a un negocio cercano a su domicilio, en una aldea próxima a la capital, a comprar la masa. Luego, cerca de las cinco de la mañana, viene el trabajo de preparar la materia prima y elaborar las tortillas a mano. Sus seis hijos mayores -aparte está el más pequeño, de menos de dos años-, ayudan en lo que pueden a la madre y otras mujeres de la familia que, reunidas ante un comal prendido con leña, elaboran las tortillas de maíz que después Dona Manuela vende casa por casa. La mujer, de corta estatura y complexión delgada, parece doblarse por el peso de la gran canasta que coloca sobre su cabeza para viajar en las "camionetas" (autobuses del transporte público) desde su aldea hasta las zonas 13 y 14 de la ciudad de Guatemala. Luego de un incómodo recorrido de al menos hora y media -en el que debe soportar los malos tratos del chofer y ayudante por su canasto "estorboso" de tortillas que a veces le hacen pagar como un pasaje más-, la esforzada mujer llega a su destino y lugar de trabajo. En la zona residencial capitalina vende en las calles y reparte sus tortillas casa por casa. La familia o empleadas de las residencias esperan el producto para "refaccionar (desayuno ligero de media mañana)" o para el almuerzo que se acostumbra a mediodía. En ocasiones es acompañada en la ardua labor diaria, que finaliza entrada la tarde, por sus pequeños hijos -un niño y una niña de diez y ocho años de edad, que con frecuencia faltan a clases y deben ayudar en la venta para completar el exiguo ingreso familiar. El marido de Doña Manuela es albañil pero, al terminar las obras de construcción, constantemente se queda sin trabajo y tarda para colocarse, por lo cual la venta de tortillas es el principal y más seguro soporte del gasto familiar. Por la venta de tortillas -cinco unidades por un quetzal, equivalente a unos 60 centavos de dólar- la madre de familia obtiene ingresos diarios de entre tres y cuatro dólares. Cuando consigue un extra para el gasto familiar se debe a que lava y plancha ropa ajena. La familia destina los ingresos a cubrir gastos de alimentos -para "mal comer"-, renta, luz y cuotas escolares de los hijos pese a asistir a planteles públicos. Doña Manuela acude cuando se puede a centros de salud públicos y viste a sus hijos con ropa usada. Confiesa que "siempre" ha sido pobre. Recuerda la vida de miseria y explotación que vivió de niña y adolescente en su comunidad indígena, que la llevó, junto con sus padres y un hermano mayor, a viajar a la capital en busca de mejores horizontes. Pese al empeño por mejorar, la situación siguió siendo precaria. Doña Manuela afirma que está "acostumbrada" a las "malas épocas" económicas del país, pero que ahora se ha vuelto "más pobres a los pobres". El gobierno de Guatemala -país de 12 millones de habitantes, donde al menos el 61 por ciento vive en la pobreza y 15 por ciento en pobreza extrema- reconoció que la situación de los más desposeídos ha empeorado por la crisis de los altos precios de los combustibles. Por el aumento de la inflación, el precio de la canasta básica de alimentos subió de mil 515 quetzales (202 dólares) en mayo de 2007 a mil 820 quetzales (242.6 dólares) en mayo pasado, de acuerdo con datos oficiales. El sueldo mínimo es de alrededor de 200 dólares mensuales. El gasto básico -educación, transporte y recreación (para una familia de cinco miembros)- pasó de dos mil 765 quetzales (368.6 dólares) a tres mil 320 quetzales (442.6 dólares) en el mismo periodo (mayo 2007-mayo 2008), un aumento del 20 por ciento. El informe mensual del Instituto Nacional de Estadística (INE), divulgado el fin de semana, indicó que la inflación punto a punto -mayo de 2007 a mayo de 2008- ascendió a 12.24 por ciento. Este índice de aumento de los precios representa una cifra histórica que no se registraba desde el año 2000, admitió el gerente del INE, José Ramón Lam, quien atribuyó el despegue de la inflación al aumento de precios de alimentos como frijol, arroz y tomate. El funcionario aseguró que el "clima de aumento de precios" en Guatemala se vio "influenciado" por los altos precios internacionales del petróleo que han "presionado al alza" los precios de servicios y productos de la canasta básica. El reporte oficial del comportamiento inflacionario estableció además que entre abril y mayo pasados el índice de precios subió 1.43 por ciento, en tanto la acumulada (de enero a mayo de 2008) se ubicó en 5.82 por ciento. La meta oficial anual es de máximo siete por ciento.

Descarga la aplicación

en google play en google play