Escúchenos en línea

Guatemala vigila a su policía para evitar que sea infiltrada

Ciudad Guatemala. Agencia Notimex. | 14 de Junio de 2008 a las 00:00
Las autoridades guatemaltecas mantienen vigilancia permanente sobre las instituciones y mandos de las fuerzas del orden, a fin de impedir la infiltración del crimen organizado y de jefes del narcotráfico, afirmó este sábado una fuente oficial. El portavoz del Ministerio de Gobernación, Ricardo Gatica, aseveró a Notimex que el crimen organizado "no ha rebasado a las autoridades, ni se ha infiltrado en las diferentes estructuras del Estado en niveles (altos), como ocurre en otras naciones (de la región), donde el problema del narcotráfico es más serio". "Estamos en una vigilancia permanente del funcionamiento de instituciones como la Policía Nacional Civil (PNC) y con frecuencia se realizan acciones de depuración para detectar y cesar a elementos que se les comprueba nexos con el crimen", reiteró. Como parte del programa de depuración de la PNC, el pasado 15 de mayo se anunció la destitución de 63 agentes. Desde el 15 de enero a esta fecha, han sido cesados un total de 497 efectivos de la corporación, incluidos siete jefes (tres comisarios generales y cuatro comisarios). Sin embargo, las destituciones de los policías se han dado por diversos ilícitos, como homicidios, robo, lesiones o escándalo por ebriedad, pero no se ha notificado de un despido por narcotráfico u otro delito del crimen organizado, de acuerdo con la información oficial. En febrero del 2007, un guardaespaldas y tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (Parlacen) -con sede en Guatemala-, fueron ejecutados en una carretera cercana a la capital. Una de las hipótesis de los investigadores es que se trato de un ajuste de cuentas entre narcotraficantes. Cuatro agentes de la PNC, incluido un jefe de la dirección de investigaciones, fueron procesados por el cuádruple asesinato. Los cuatro policías guatemaltecos, días después de ingresar a prisión, fueron ultimados durante un presunto motín provocado por reos de pandillas. El hecho no fue esclarecido plenamente, pero se estima que la ejecución de los policías tiene relación con el caso de los parlamentarios salvadoreños. Gatica indicó que la policía especializada lleva adelante la lucha de Guatemala contra el narcotráfico, con base en el Plan Maya Jaguar, un acuerdo bilateral (vigente desde el 2000), que ratifica cada año el Parlamento guatemalteco con autoridades antidrogas de Estados Unidos. Explicó que la colaboración que recibe Guatemala del país norteamericano establece la asistencia técnica, de logística y de capacitación de personal. El vocero ministerial dijo que las autoridades estadunidenses mantienen una estrecha relación con el Servicio de Análisis e Información Antinarcóticos (SAIA), una división de la PNC del Ministerio de Gobernación. Las autoridades estadounidenses apoyan con información y datos sobre el accionar del narcotráfico y con algunos aspectos de logística, "pero el grueso de la responsabilidad y de los operativos corresponde a las fuerzas de seguridad" de Guatemala. Gatica abundó que por el apoyo en equipo que da Estados Unidos a través del Plan Maya Jaguar, se cuenta con cuatro helicópteros que fueron entregados a las autoridades guatemaltecas hace un par de meses, pero aún no se han utilizado porque se encuentran en "ajustes técnicos". El funcionario ministerial consideró que el Maya Jaguar será sustituido por el Plan Mérida, una vez que esta propuesta de Estados Unidos entre en vigencia. Las autoridades estadounidenses consideran a Guatemala un país "puente" de la droga que se produce en Sudamérica y que pasa por Centroamérica para ingresar a México con destino final en el mercado de la Unión Americana. El subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Negroponte, en una visita a Guatemala el pasado 6 de junio para promover el Plan Mérida, afirmó que el gobierno de su país busca la colaboración de la región en la lucha contra el narcotráfico y que no impondrá dicha estrategia. "Fundamentalmente, existe la voluntad de ambos lados -México y Estados Unidos-, de colaboración en el sentido de combatir el narcotráfico y derrotar a estos narco-criminales, que están minando las instituciones y la vida democrática y pacífica de nuestros ciudadanos", explicó. El presidente George W. Bush pidió al Congreso de Estados Unidos 550 millones de dólares, que se gastarían en el primer año de vigencia del Plan Mérida, el cual repartiría la ayuda en especie entre México y los países centroamericanos. "Entendemos bien que Centroamérica está en una posición vulnerable entre Colombia y México, y por eso la importancia de la iniciativa es ayudar a la región", manifestó Thomas Shannon, funcionario del Departamento de Estado, quien acompañó a Negroponte en su visita. Por otra parte, narcotraficantes aprovechan el abandono y la pobreza que priva en zonas rurales de la frontera entre Guatemala y México para enganchar a los campesinos en la siembra de cultivos ilícitos, según han denunciado autoridades guatemaltecas. Extensas plantaciones de amapola y marihuana, detectadas en el departamento de San Marcos, fronterizo con México, fueron erradicadas en un reciente operativo de la policía antinarcóticos, apoyada por efectivos del Ejército de Guatemala y autoridades estadounidenses. La policía y soldados guatemaltecos, en un operativo que duró cuatro días, erradicaron 31 millones 401 mil 184 matas de amapola, que se utiliza para la elaboración de opio, y diez millones 592 mil 600 plantas de marihuana. El gobierno indicó en un comunicado que el valor de los cultivos ilícitos en el mercado de las drogas ascendería a cuatro mil 757 millones de quetzales (634.2 millones de dólares).

Descarga la aplicación

en google play en google play