Escúchenos en línea

Cohep rechaza compra de 250 megas a base de carbón

Tegucigalpa. El Heraldo. | 14 de Junio de 2008 a las 00:00
“El hecho de que no se compren los 250 megavatios de energía térmica a base de carbón requerirá un esfuerzo adicional de todos los sectores para compensar la potencia requerida por el país”, reveló el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Amílcar Bulnes. La información la brindó Bulnes luego de reunirse con la gerenta de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Rixi Moncada, y con representantes de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) y de la Asociación Nacional de Industriales (Andi). “La determinación de comprar los 250 megavatios es potestad del Estado. Nosotros estamos en contra de esa compra y recomendamos que no se efectúe”, indicó. Según Bulnes la propuesta del Cohep es desarrollar un plan de ahorro de 100 megavatios y estimular el desarrollo de los proyectos de generación renovable, para revertir la matriz energética de 70 por ciento térmica y 30 por ciento renovable. “Recibimos la buena noticia de que se están comprando unos 100 megavatios de energía eólica -por el viento-”, indicó. Para el dirigente, mediante estas opciones se comienza a revertir la matriz energética, aunque siempre se tendrá que contar con un porcentaje de energía térmica, así como ocurre en varios países del mundo. El gobierno emitió hace casi un año un decreto de emergencia para comprar 250 megavatios en dos tramos, de 100 y 150, así como la reparación, operación y mantenimiento de dos plantas térmicas situadas en Puerto Cortés y propiedad de la ENEE. La Junta Interventora de la estatal eléctrica adjudicó a finales del año anterior el contrato de 150 megavatios a la guatemalteca empresa Cecsa y los 100 megavatios restantes a Envasa. Un estudio contratado por el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) recomendó al Congreso Nacional no aprobar esos convenios porque tienen un sobre costo de 614 millones de dólares al haberse sobredimensionado el valor del flete y del carbón. Según una fuente vinculada con una empresa de energía térmica, el gobierno también impulsará la aprobación legislativa de los 250 megavatios para ambas empresas y como compensación autorizará el contrato de 100 megavatios de energía eólica a instalarse en el Cerro de Hula, Santa Ana. El encargado del departamento de Distribución de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), David Castillo, indicó que existe un déficit de 100 megavatios que debe ser suplido para no tener apagones en el país. El funcionario enfatizó en la necesidad de concluir con la compra directa de 250 megavatios generados por carbón. El gerente de Elcosa, Salomón Ordóñez, dijo a EL HERALDO que el país requiere la contratación de nueva energía, y caso contrario comenzará el racionamiento eléctrico a partir de 2009, cuando se agudizará en 2010. “Si no se efectúa la compra de nueva energía es inminente que ocurra una pequeña crisis energética en el verano de 2009, y más grande en el verano de 2010”, indicó. Castillo ha recalcado que la generación de energía mediante la combustión de carbón es la opción a mediano plazo para atender las necesidades del país. La segunda alternativa, según Castillo, es rentar plantas pequeñas o barcazas situadas en algunas islas del mar Caribe para compensar el déficit de los 100 megavatios. Según datos del Cohep, la demanda máxima de energía se aproximó a los 1,200 megavatios y la oferta instalada en el país asciende a unos 1,250. La demanda energética del país crece entre seis y siete por ciento al año debido a la instalación de nuevas industrias, centros comerciales y por la construcción de colonias y residencias. La ENEE también tiene pendiente adjudicar un contrato de reparación, operación y mantenimiento de las plantas Sultzer y Alhstom, situadas en Puerto Cortés y propiedad de la estatal y con capacidad para generar un total de 60 megavatios. Para el gerente de Elcosa ha sido una irresponsabilidad de la ENEE no agilizar el proceso de adjudicación de este contrato, porque en los próximos días saldrá de funcionamiento una de las cuatro turbinas de la represa hidroeléctrica Francisco Morazán. El subgerente técnico de la ENEE, Percy Buck, confirmó a EL HERALDO que tienen presupuestados unos 12 millones de lempiras para financiar la reparación del motor y de la turbina que saldrá de operación el próximo 1 de julio. El funcionario garantizó el suministro sin interrupciones de energía eléctrica y reiteró que no existen condiciones para la ocurrencia de apagones, como algunos sectores auguran. “La reparación de la turbina se hará según lo previsto”.

Descarga la aplicación

en google play en google play