Escúchenos en línea

Funes acerca al FMLN a la presidencia

San Salvador. Agencia Reuters. | 17 de Junio de 2008 a las 00:00
Con un periodista televisivo como candidato presidencial, la ex guerrilla de El Salvador se aleja de su pasado y está más cerca que nunca de seguir el camino de otras fuerzas de izquierda en América Latina para gobernar por primera vez el país centroamericano. Mauricio Funes, lidera los sondeos de opinión con miras a las elecciones de marzo del 2009, seguido de lejos por el candidato oficialista Rodrigo Avila, ex jefe de la policía nacional. Tras perder las presidenciales del 2004 frente al partido de derecha ARENA, en el poder desde 1989, esta vez el FMLN decidió elegir un candidato sin pasado guerrillero. "La selección de Mauricio viene a ser el resultado de ese giro que ha venido dando el FMLN," dijo a Reuters Gerson Martínez, actual diputado y ex comandante guerrillero durante la guerra civil (1980-1992) que dejó unos 75.000 muertos. La guerra en El Salvador, reflejo de la Guerra Fría, cobró la vida de miembros de la iglesia como el arzobispo Oscar Romero, asesinado en 1980 por orden de Roberto D'Abuisson, jefe de los servicios militares de inteligencia y fundador de ARENA (Alianza Republicana Nacionalista), según una comisión de las Naciones Unidas. Funes, de 48 años y que en sus mitines viste de blanco, usa lentes y el cabello muy corto, llegaría al poder ayudado por el desgaste de la derecha, que no ha logrado controlar el alto índice de violencia generado por las pandillas juveniles y disminuir la extendida pobreza. "Pareciera ser que el fenómeno Funes está favoreciendo en este momento la imagen del partido, la intención de voto y las simpatías partidarias generando un crecimiento al partido opositor," dijo Jeannette Aguilar, directora del Instituto Universitario de Opinión Pública de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA). EL MEJOR CANDIDATO Una reciente encuesta del instituto dio a Funes un 42.1 por ciento de intención de voto frente a un 26.1 por ciento de Avila. Otra encuesta, de CID-Gallup, colocó a Funes con un 41 por ciento de preferencias y a Avila con un 20 por ciento. "Funes va a ganar, así lo dicen las encuestas y por su imagen. El es el mejor de los candidatos que ha tenido el FMLN," dijo José Carranza, de 68 años y dueño de una pequeña curtidora de pieles vacunas para zapaterías en la periferia norte de San Salvador. El candidato, que abandonó los estudios de televisión para subirse a un estrado y hablar en directo con las multitudes, fustiga al Gobierno y pretende encarnar las esperanzas de cambio para los 5.7 millones de salvadoreños. La mitad de la población del país más pequeño de Centroamérica vive en la pobreza o depende para subsistir de las remesas que envían sus familiares emigrados a Estados Unidos. "Tiene bastante apoyo del pueblo y él ayudará a sacarlo de la crisis," dijo Benjamín González, un guardia de seguridad privada de 28 años a quien no le importa el pasado guerrillero del partido. "Funes no ha sido guerrillero," agregó. El oficialismo no ha podido ocultar su preocupación por el despegue de Funes. El embajador salvadoreño en Washington, René León, y uno de los ocho miembros del equipo de Avila que elaborarán su plan de gobierno, dijo que darán "un giro de timón" a la propuesta del partido oficialista. "Si no reinventamos y rehacemos de nuevo, no sólo el país, sino el programa político de la derecha salvadoreña y su contenido programático, no vamos a estar acordes a las expectativas y necesidades que la población quiere," dijo.

Descarga la aplicación

en google play en google play