Escúchenos en línea

Polémica por religión de candidato chapín a puesto en ONU

Ginebra. Agencia AFP. | 18 de Junio de 2008 a las 00:00
Guatemala protestó este miércoles por las investigaciones oficiosas realizadas a un candidato guatemalteco a un puesto de experto del Consejo de Derechos Humanos de la ONU debido a la oposición de Egipto en nombre de un grupo africano. El embajador de Guatemala, Carlos Ramiro Martínez Alvarado, protestó ante el consejo "por la polémica, las especulaciones y los prejuicios sobre el origen y las creencias" de Frank La Rue Lewy, candidato al puesto de informador oficial sobre la libertad de opinión y de expresión. "Deseo manifestar delante de este consejo con gran pesar que la selección de candidatos es actualmente tanto o más politizada y poco transparente que en la época de la comisión de derechos humanos", denunció. "Sabemos que ha habido una campaña de desinformación (...) Se indagó para saber si era un funcionario del gobierno (guatemalteco), si era judío o no, si era de izquierdas o de derechas", añadió el diplomático. Tras una sesión agitada, Frank La Rue Lewy fue aceptado finalmente este miércoles por la noche por el Consejo de DDHH. "Deseo manifestar delante de este consejo con gran pesar que la selección de candidatos es actualmente tanto o más politizada y poco transparente que en la época de la comisión de derechos humanos" que, totalmente desacreditada, fue reemplazada hace dos años por el Consejo con el objetivo de poner fin as las acusaciones de politización. Las críticas del representante de Guatemala se produjo coincidiendo con la polémica que afecta al consejo por la exigencia de los países musulmanes, conducida por Egipto, de no permitir emitir juicios sobre las legislaciones fundamentadas en la sharia (ley musulmana). La Alta Comisionada de la ONU sobre Derechos Humanos, Louise Arbour, juzgó este miércoles como "muy preocupante" imponer "temores y temas tabús" en los debates del Consejo. después de que su presidente prohibiese hablar de la sharia. Presionado por los países musulmanes, el presidente del Consejo, el embajador rumano Doru Romulus Costea, ordenó el lunes a un representante de las ONG de mencionar la sharia. El Consejo "debe ser, entre otros, el guardián de la libertad de expresión", subrayó Arbour ante un grupo de periodistas. El orador representante de las ONG provocó la ira de los representantes de Egipto, Pakistán e Irán al leer una declaración en la que denunciaba la lapidación de mujeres adúlteras en los países en los que se aplica la ley musulmana. "El Islam no será crucificado ante este Consejo", aseguró el representante de Egipto, Amr Roshdy.

Descarga la aplicación

en google play en google play