Escúchenos en línea

Estudian plan de fomento a producción de granos en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia Notimex. | 18 de Junio de 2008 a las 00:00
Diputados guatemaltecos pretenden aplicar una norma que propicie la siembra de granos básicos con carácter de obligatoriedad, como una medida para fortalecer la seguridad alimentaria. Fuentes legislativas dijeron este miércoles que esta idea se debe a que el gobierno del presidente Álvaro Colom dio marcha atrás en su intención de obligar a propietarios a destinar parte de la tierra para ese fin. Los diputados declararon a periodistas que su intención es alcanzar una nueva propuesta que ayude a garantizar el suministro de alimentos, amenazado por los altos precios del petróleo. Noé Orellana, presidente de la comisión de Agricultura del Congreso, dijo que la seguridad alimentaria está amenazada por los altos precios internacionales del petróleo y del maíz. El gobierno de Guatemala anunció a fines de mayo pasado que aplicaría una ley dictada en 1974 que establecía la obligación de destinar algunas superficies determinadas a la cosecha de granos básicos. Sin embargo, el presidente guatemalteco admitió posteriormente que ese anuncio fue resultado de una "mala asesoría" sobre la denominada Ley de Fomento a la Producción de Granos Básicos. Colom adelantó que vetará (rechazará) una eventual ley aprobada por diputados que se mantenga en términos similares a la antigua norma. Agregó que, después de un estudio detenido, el gobierno dejó de lado esa eventual ley, pues no existen las condiciones e instituciones para ponerla en práctica. De inmediato, productores y empresarios del agro rechazaron de manera enérgica esas intenciones del gobierno guatemalteco de obligarlos a destinar parte de sus tierras a la siembra de granos básicos. El ex dirigente de los empresarios del agro, Humberto Preti, criticó al gobierno socialdemócrata del presidente Colom por "revivir" una obsoleta ley que fue impuesta por regímenes militares en 1974. Sostuvo que la disposición del actual gobierno de obligar a los propietarios de tierras a sembrar granos básicos no puede ser aplicable y además es a todas luces perjudicial, en declaraciones a periodistas. La cúpula empresarial argumentó de forma enérgica que existe un principio constitucional que protege la propiedad privada. Añadió que está fuera de la realidad y carece de sentido común que el gobierno ordene a un ciudadano qué hacer con sus bienes o cómo manejar sus propiedades. Pese a los factores externos desfavorables, la dirigencia empresarial guatemalteca dijo que en el país no hay carencia de alimentos y que, algunos productos como el trigo, "comenzaron a bajar de precio". Según datos de la empresarial Cámara del Agro, se proyecta un crecimiento del 30 por ciento de las cosechas de granos básicos, en tanto que en los últimos tres años el promedio de crecimiento ha sido de 20 por ciento.

Descarga la aplicación

en google play en google play