Escúchenos en línea

Panamá normal después de dos días de paro en el transporte

Ciudad Panamá. Agencia ACAN-EFE. | 20 de Junio de 2008 a las 00:00
La capital panameña recobró este viernes la normalidad después de que un grupo de conductores llegó anoche a un acuerdo con el gobierno para levantar un paro del servicio de transporte colectivo, que mantenía desde hacía dos días en rechazo al proyecto "Transmóvil". Durante las 48 horas de paro, que comenzó en la madrugada del pasado miércoles, al menos 680 autobuses de 14 rutas de esta capital participaron en la protesta para rechazar el "Transmóvil", un plan impulsado por el gobierno que eliminará el actual sistema de movilización colectiva. Cerca de medio millón de usuarios dejaron de recibir el servicio durante el paro, que se levantó a primeras horas de hoy, después de que los dirigentes de los conductores llegaron a un acuerdo con el director de la Autoridad de Tránsito, Heraclio Batista, y el director de "Transmóvil", Leonel Solís. Entre los puntos del acuerdo se resalta que no habrá ningún tipo de represalias contra los transportistas que participaron en el paro y se creará una comisión para divulgar todo el proyecto "Transmóvil", informaron hoy fuentes oficiales. Horacio Acuña, uno de los dirigentes que participó en la protesta, explicó hoy a la prensa que también se acordó instalar una comisión para analizar las indemnizaciones a los transportistas que no desean continuar prestando el servicio y que estudiará la participación en el nuevo sistema para aquellos que así lo quieran. El dirigente Mariano González, dijo hoy que "vamos a darle un voto de confianza (al Gobierno) y esperemos que nos cumplan nuestras peticiones, ya que nosotros no queremos salir del negocio para que entren los consorcios internacionales". Según el presidente panameño, Martín Torrijos, la primera etapa del proyecto "Transmóvil" prevé eliminar el actual modelo de cooperativas y cupos otorgados por el Gobierno, al licitar el servicio y operación del sistema de transporte para otorgarlo a dos empresas concesionarias responsables, cada una con un mínimo de 750 autobuses nuevos. Estos nuevos autobuses reemplazarán progresivamente a la actual flota, en su mayoría conformada por los conocidos "Diablos Rojos", traídos de segunda mano de Estados Unidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play