Escúchenos en línea

Ticos liberan al que robó 200 millones USD a 2.600 inversores

San José. La Nación. | 21 de Junio de 2008 a las 00:00
El Juzgado Penal de San José dejó en libertad el viernes a Luis Ángel Milanés Tamayo, empresario arrestado en El Salvador y enviado a Costa Rica el jueves para responder por un millonario fraude en perjuicio de miles de inversionistas. La decisión se adoptó a petición del Ministerio Público que valoró la disposición del imputado de negociar y poner como garantía real para hacer frente a la demanda, seis propiedades en San José, las cuales están valoradas en 12 millones de dólares. Asimismo, la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales (Oatri) de la Fiscalía comunicó que otro factor que favorece a Milanés (pese a pasar en fuga seis años) es que ahora está anuente a someterse a la justicia, pues se entregó a las autoridades salvadoreñas. Esto último contradice la información dada por la Policía Internacional (Interpol) que detalló el jueves que al empresario fue detenido en el Aeropuerto Internacional de El Salvador cuando intentaba abordar un avión hacia Costa Rica. El Juzgado Penal, además de fijar a Milanés un impedimento de salida del país, le prohibió acercarse, amenazar o intimidar a ofendidos o testigos y debe firmar cada 15 días. También tiene hasta el martes próximo para presentar las garantías hipotecarias de las propiedades. El Juzgado Penal le advirtió de que si no las presentan se le revocarán las medidas cautelares y se le podría incluso ordenar la prisión preventiva, informó la Oficina de Prensa del Poder Judicial. Fuentes judiciales informaron de que la propiedades en garantía son un terreno en Santa Ana; un parqueo y un hotel, ambos en el centro de San José; dos edificios de oficinas en el Paseo Colón y otro inmueble. Un perito judicial estimó el valor registral de los bienes en 12 millones de dólares. Paralelamente, se realizan gestiones con el propósito de que el imputado deposite en la cuenta del Juzgado Penal una fuerte suma de dinero que se encuentra congelada en instituciones bancarias y que al parecer tienen relación con la causal penal. Milanés estaba en fuga desde el 23 de noviembre del 2002, cuando la compañía que representaba Savings Unlimited cerró la oficina ubicada en un edificio del Paseo Colón, en San José. El hecho dejó a 2.600 inversionistas (la mayoría extranjeros) sin posibilidad de recuperar los 200 millones de dólares que habían entregado a la compañía para dedicarlos a actividades relacionadas con casinos, hoteles y salones de belleza entre otros. Por los depósitos recibían altos intereses. Varios afectados denunciaron el hecho a la Fiscalía, que abrió un proceso contra nueve personas por el delito de estafa. En la actualidad todos los implicados están en libertad, pero en suelo nacional. El cierre de Savings Unlimited se produjo pocos días después de que también cerró las firmas Ofinter y The Brothers, de los hermanos Luis Enrique y Osvaldo Villalobos, que operaba de forma similar. El pasado 2 de junio la Sala Tercera de la Corte ratificó una sentencia de 19 años de prisión contra Osvaldo Villalobos por el delito de estafa y lo obligó a devolver un poco más de $20 millones.

Descarga la aplicación

en google play en google play