Escúchenos en línea

Plan Menos armas, más vida busca bajar violencia en El Salvador

San Salvador. Agencia AFP. | 25 de Junio de 2008 a las 00:00
El Salvador lanzó este miércoles la campaña "Menos Armas, más vida" para reducir los niveles de violencia en todo el país, que sólo en 2007 se cobró más de 3.400 vidas. La campaña, auspiciada por el Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y autoridades municipales, se inició con una ordenanza de la alcaldía de Santa Ana, 60 km al oeste de la capital, que veda el porte de armas en lugares públicos. Luego seguirán una serie de eventos artísticos que durante tres meses aspiran a lograr la adhesión de los salvadoreños. "En El Salvador, se estima que circulan más de 450.000 armas de fuego, y la mayor parte de delitos que se cometen son con armas de fuego, entonces tenemos que preguntarnos: ¿las armas implican seguridad o inseguridad?; ¿son un factor de protección o de riesgo? Algunas se pueden contestar con las propias estadísticas oficiales", dijo la representante del PNUD en El Salvador, Jessica Faieta. "El nombre de la campaña 'Menos armas, más vida' advierte la relación que existe entre la proliferación de armas de fuego y los altos índices de violencia", agregó. También tiene un componente mediático que se extenderá a nivel nacional con el fin de lograr el "respaldo masivo", precisó por su parte el director del CNSP, Oscar Bonilla, durante la presentación de la campaña. Según cifras del Instituto de Medicina Legal y de la Policía Nacional Civil (PNC), más del 80% de los delitos y homicidios cometidos en 2007 fueron con armas de fuego y la violencia se cobró 3.491 vidas en El Salvador. Además, personas que intentaron defenderse de un asalto a mano armada murieron en una proporción 48 veces mayor que personas que no intentaron defenderse, destacó Faieta. "La víctima que posee un arma de fuego tiene una mayor posibilidad de morir o resultar herido, que una persona que no posee un arma de fuego", aseguró. "Alcanzar un mayor desarrollo humano implica reducir los elevados niveles de violencia y por lo tanto el número de armas entre la población civil", agregó la representante del PNUD. En su discurso, Bonilla destacó que la campaña estuvo antecedida por la instalación de un observatorio local sobre la violencia que contó con el respaldo de la cámara de Comercio, iglesias y otros sectores de la sociedad. El "esfuerzo principal" de la campaña 'Menos Armas, más vida' es controlar el desplazamiento de armas fuego en los lugares públicos con lo cual "se garantizan nuevas formas de convivencia ciudadana", aseguró Bonilla.

Descarga la aplicación

en google play en google play