Escúchenos en línea

Miles de personas sufren discapacidad en Honduras

San Salvador.Proceso Digital. | 27 de Junio de 2008 a las 00:00
Unas 700 mil personas sufren algún grado de discapacidad en Honduras, reveló este viernes el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, en el marco del Lanzamiento de la versión amigable de la Ley de Equidad y Desarrollo Integral de las Personas con Discapacidad. De acuerdo al informe, aunque no existen datos que determinen con exactitud cuántos hondureños y hondureñas presentan algún tipo de discapacidad física, mental o sensorial, se estima que hay más de 700,000 personas con discapacidad, equivalente a más del 11% por ciento de la población nacional. Agrega que las condiciones de discapacidad humana afectan a casi una cuarta parte de la población en Honduras, si se toma en cuenta que por cada persona que la padece hay una o dos que diariamente la atiende; es decir, que por cada persona en condición de discapacidad hay una familia con mayores demandas. Otro dato relevante del informe es que si se toma en cuenta que cerca del 50por ciento de la población nacional es menor de 18 años, se estima que hay más de 300,000 niños y niñas con insuficiencias para el desempeño normal de sus actividades. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, dijo que la Ley de Equidad de las Personas con Discapacidad ennoblece el espíritu del legislador y ennoblece más a quienes sembraron en la mente de los legisladores la necesidad de esa equidad. “Si queremos que esta Ley pase a incorporarse en el corazón, en la mente y en el espíritu las personas discapacitadas hay que convertirlos en actores y actores para cambiar la realidad que les afecta”, indicó. Según Custodio es necesario cambiar cualquier realidad que llena de injusticia la vida del ser humano. “La Ley es un instrumento para que se cumpla esa garantía que debe tener todo persona con discapacidad en ser igual a las demás personas”, acotó. El informe del CONADEH establece que la situación de pobreza e indigencia y la inseguridad alimentaria concentra a la mayoría de las personas en condiciones de discapacidad en el área rural, lo cual los aleja de ofertas institucionales para su rehabilitación. “Se trata, principalmente, de niños y niñas cuyos padres practican la agricultura de subsistencia, con un bajo nivel de escolaridad, y que viven en condiciones insalubres y de hacinamiento”. Se estima que sólo el 14 por ciento de las personas con algún tipo de discapacidad son atendidas de manera integral por organizaciones privadas sin fines de lucro, lo que implica que hay, al menos, 600,000 personas con retos especiales que no cuentan con ningún respaldo institucional que les ayude a superar su discapacidad e integrarse plenamente a la vida social, política, económica y cultural del país. De acuerdo al informe, los hondureños y hondureñas con discapacidad enfrentan problemas a causa de su propia discapacidad y a causa de la discriminación social de que son objeto. Esta última se plasma en problemas fundamentales, que se hacen sentir desde la niñez, como las oportunidades educativas restringidas; carencia de servicios de salud para la habilitación o rehabilitación; falta de oportunidades laborales; Inmovilidad y encierro obligatorio. Para el Comisionado de los Derechos Humanos es importante definir una política nacional de prevención, rehabilitación e integración frente a las condiciones de discapacidad, que tenga como base el respeto a los derechos humanos y que aplique los tratados, convenios y leyes nacionales e internacionales ya existentes. Además, se deben desarrollar acciones conjuntas entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil que trabajan con la población discapacitada, bajo los principios de una auténtica participación ciudadana, tomando como norte el logro del bienestar de las personas en condición de discapacidad. Finalmente considera que todas las acciones que se hagan para las personas en condiciones de discapacidad nos competen a todos y que es necesario unir esfuerzos a través de un diálogo permanente entre todos los actores involucrados en su rehabilitación e inclusión real a la sociedad, de la que forman parte. En el evento, el fundador y director de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad, el nicaragüense Roberto Leal Ocampo, expresó que los altos niveles de pobreza en la región se constituye en la industria más grande para tener personas con discapacidad. “La pobreza produce discapacidad y si aquí el 40 por ciento de la población está viviendo con menos de un dólar y un 30 por ciento con menos de 2 dólares al día lo que tenemos es la industria más grande para tener personas con discapacidad”, recalcó Leal, que participó como conferencista en el lanzamiento de la Ley de Equidad de las Personas con Discapacidad patrocinado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y el Instituto Interamericano de los Derechos Humanos (IIDH), es del criterio que la pobreza produce discapacidad intelectual al haber falta de alimento. “En nuestros campos hay ceguera nocturna porque no hay vitaminas, y porque no se alimentan bien”, indicó. Según el experto, en el mundo hay 650 millones de personas con discapacidad intelectual, física y sensorial, de estos 300 millones viven en el continente americano y 5.5. Millones en Centro América. “Son una minoría muy fuerte en el mundo que hasta pueden decidir el triunfo electoral de cualquier gobierno en cualquier país”, expresó Leal, quien fungió como embajador de Nicaragua en Panamá, Costa Rica y Venezuela. El ex diplomático nicaragüense puso como ejemplo que las elecciones presidenciales en cualquier país las puede decidir el sector de la discapacidad. “Si aquí en Honduras tienen 700,000 personas con discapacidad, cuántas hay alrededor de ellas por lo menos 3 y hablamos de más de 2 millones de personas, es una fuerza con un potencial enorme pero no se les han reconocido sus derechos”, manifestó el conferencista internacional. Padre de un niño discapacitado, el nicaragüense Roberto Leal, dijo que “quisiera que a Gabriel -mi hijo- no caminara o no hablara pero que lo vean como un ser humano y no como animal raro” “Cuantas cosas se están produciendo en materia de rehabilitación cuando ni siquiera nos hemos rehabilitado el alma, no tenemos que seguir omitiendo derechos, tenemos que hacerlos cumplir desde su nacimiento”, enfatizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play