Escúchenos en línea

Literatura para ciegos en Feria del Libro guatemalteco

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 28 de Julio de 2008 a las 00:00
El mundo literario de las personas ciegas y débiles visuales de Guatemala se enriquece gracias al trabajo desarrollado por un pequeño y emprendedor grupo dedicado a la edición de volúmenes en sistema Braille. El stand de esta editora destaca en los salones de la V Feria Internacional del Libro por la sobriedad de su decorado, el tono monocromático de las portadas y el estilo un tanto rústico de la encuadernación. "Somos la Unidad de Producción Bibliográfica del Comité Pro Ciegos y Sordomudos y nos encargamos de proporcionar los textos de los autores nacionales y de la literatura mundial a quienes padecen deficiencias visuales", explicó Gabriel Escobar a Prensa Latina. Una de las obras emblemáticas del equipo es el libro sagrado de los mayas, el Popul Vuh, en la versión del estudioso Adrián Recinos, el cual se imprimió en Braille en los idiomas castellano y quiché. Además de ello, el lector no vidente puede disfrutar de Leyendas de Guatemala, del Premio Nóbel Miguel Ángel Asturias, e incluso, de libros de reciente publicación como Los Compañeros, de Marco Antonio Flores. De la producción universal están ya a la mano, entre otros, Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, La Divina Comedia, de Dante Alighieri, Andamios, de Mario Benedetti, y Don Segundo Sombra, de Ricardo Güiraldes. Escobar, quien también es débil visual, señaló que el trabajo para trasladar un volumen al idioma para ciegos es intenso y con la tecnología tradicional puede demorar hasta un mes terminar un solo ejemplar de unas 100 páginas. El Comité cuenta ya con una impresora Braille y los programas de computación que permiten aligerar esta tarea y reducir el tiempo a una semana o dos al máximo, señaló Escobar, aunque su uso es todavía incipiente. El grupo editorial ofrece, además, otros servicios como la grabación de libros en audio, los que son entregados a los interesados en casetes o discos, y atención directa a unos 120 estudiantes de primaria, secundaria y algunos universitarios. Todo este esfuerzo es muy valioso, pero insuficiente para atender a una población ciega o débil visual calculada oficialmente en 70 mil personas en todo el país, precisó Escobar.

Descarga la aplicación

en google play en google play