Escúchenos en línea

Disminuye exportación de ganado vacuno en Panamá

Ciudad Panamá. Agencia DPA. | 10 de Agosto de 2008 a las 00:00
La exportación panameña de reses cayó a 241 mil dólares de enero a mayo de 2008, una cifra inferior a los 14 millones de dólares por la exportación de animales vivos registrada en el mismo período de 2007, reveló este domingo un informe de la Contraloría General de la General de la República. El secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagán), Euclides Díaz, atribuyó el drástico descenso a la limitación en los incentivos percibidos por los ganaderos a través de los Certificados de Abono Tributario (CAT) y al alza de los precios de los combustibles. «En esta situación, la exportación deja de ser rentable, con lo que muchas reses se están dejando de vender y se están sacrificando más que en temporadas anteriores», dijo Díaz a un diario local en un intento por explicar la declinación de la actividad exportadora. El dirigente de Anagan subrayó que «con el CAT se incentivaba la exportación de ganado, ya que podíamos recuperar entre 180 y 200 dólares por res vendida en el exterior». Sin embargo, el viceministro de Comercio Exterior, Severo Sousa, manifestó que para seer beneficiarios de incentivos concedidos por el Estado, los ganaderos tienen que invertir en tecnología y mejorar los procesos productivos en sus fincas, en busca de competititivad. Indicó que el CAT ha sido reducido en forma gradual en los últimos años, del 15 por ciento original a un 10 por ciento. En la actualidad, el CAT alcanza un cinco por ciento y en 2009 desaparecerá como mecanismo promotor de exportaciones. Además de exportar ganado en pie, Panamá vende carne vacuna a México, países de Asia, Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe, y se estima que los Tratados de Libre Comercio (TLC) contribuirán a ampliar la comercialización de productos cárnicos. La exportación nacional de carne de res es un negocio que supera los 100 millones de dólares anuales.

Descarga la aplicación

en google play en google play