Escúchenos en línea

Torrijos dice no busca confrontación con empresarios

Ciudad Panamá. Agencia ACAN-EFE. | 12 de Agosto de 2008 a las 00:00
El presidente panameño, Martín Torrijos, reconoció este martes que algunas empresas han respondido a su llamado de realizar ajustes salariales a sus trabajadores para afrontar la inflación, y aclaró que no busca una confrontación con los empresarios, que en pleno han rechazado su "presión". Torrijos señaló en un acto público que los empresarios deben llegar a la "convicción" de apoyar a sus trabajadores para que puedan pasar este período inflacionario, "haciendo un esfuerzo adicional de carácter temporal para este propósito", informó la Secretaría de Comunicación del Estado. La inflación "es un tema que no va a desaparecer, ni se me va a olvidar", sostuvo y reconoció que algunas empresas han respondido a sus trabajadores con bonos extraordinarios y ajustes salariales. También advirtió que este no es un asunto que deba tratarse con tintes políticos "como lo están haciendo algunos sectores que buscan una confrontación entre la empresa privada, los trabajadores y el Gobierno Nacional". "Esos mismos sectores -a los que no identificó- que tratan de involucrar la política en una situación de justicia social son los mismos que quieren llevar fuera de contexto una preocupación que comparte con los trabajadores y la mayoría de los ciudadanos", afirmó. Recordó que "varias de las medidas adoptadas recientemente (ajustes salariales y regalías) en el sector público, son respuestas hacia estos trabajadores". Estas medidas, al igual que los subsidios por casi 600 millones de dólares en 2008 en diversos aspectos, fueron posibles por un manejo "transparente" y "ordenado" de las finanzas estatales, indicó el mandatario panameño. El pasado 28 de julio, Torrijos anunció el aumento de 25 dólares a los más de 23.000 funcionarios que devengan un salario de 300 dólares mensuales, para equipararlo con el mínimo del sector privado y la gratificación extraordinaria de 160 dólares, por una sola vez, para aquellos servidores públicos con salario de hasta 1.000 dólares mensuales, unos 162.000. Esta regalía de 160 dólares se hará efectiva en cuatro partidas de 40 dólares mensuales, iniciando con dos en 2008 y dos más hasta junio de 2009, de acuerdo con la información. Cuando Torrijos anunció estos ajustes salariales y la gratificación a los funcionarios, emplazó al sector empresarial a que, en un plazo de 15 días, adoptaran voluntariamente acciones similares a las del Gobierno en solidaridad con sus trabajadores para que éstos puedan afrontar la difícil situación económica. Por su lado, el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), José Ramón Varela, respondió hoy al requerimiento de Torrijos, señalando que el público y el privado son dos sectores "que no se deben igualar". También afirmó que cualquier propuesta de más productividad y beneficios a los trabajadores deberían ser apoyadas por éstos en el marco de la discusión de posibles reformas al Código de Trabajo. El presidente de la CCIAP sugirió algunas medidas para hacer frente a la inflación, como eliminar el impuesto de combustible, reducir el gasto público y fortalecer la agenda social, entre otras. Los sectores industriales y asociaciones empresariales del interior del país y exportadores han rechazado lo que consideran "presión" de Torrijos para que repartan algo de sus ganancias entre sus trabajadores. Según cifras oficiales, la inflación en el primer semestre de 2008 llegó al 9,02 por ciento.

Descarga la aplicación

en google play en google play